El Mañana

viernes, 27 de marzo de 2020

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

Hartos, pero ni modo

24 marzo, 2020

¿Cómo que ya nos tiene hasta la progenitora todo esto del Corona Virus, no? ¡Hasta los memes! sí, ya nos aburren todas las babosadas del tema, no nos simpatizan. Neta que estamos fastidiados de leer o ver lo mismo en las noticias, así como en las redes sociales. Queremos levantarnos un día y que todo esto y haya pasado. Pero nos tiene que caer el 20 y aprender que nos va la vida, que tenemos que hacer caso.

BIEN DESGRACIADOS
Y es que además del peligro de muerte, del contagio del mal, ese inche bicho nos vino a desgraciar la vida social. Puesto que el hombre es gregario por naturaleza, se junta y se arrejunta, siempre está arrimado a otro cristiano, somos bien pegosties, no podemos ni vivir solos, ni encerrados. Y el que ahora te prohíban reunirte con otros semejantes, pues como que se baja el cero y no contiene.

CORONA VIRUS Y COLOSIO
Pero ya nos da bastante webba leer, ver y escuchar todo acerca lo del Corona Virus, casi tanto como la babosada esa del PRI lamentándose de la muerte de Luis Donaldo Colosio, cuando que todo ser -aún vivo- sobre la faz de la tierra, sabe que ellos los asesinaron y que un día como hoy y cada 23 de marzo, saldrán a llorar y exigir justicia. Ja, Ja, ja y más ja, cómo me río de Janeiro.

LLOREMOS A SELENA
Mejor, dentro de ocho días lloremos por Selena Quintanilla, que esa sí valía la pena, pue nos ponía a bailar y estaba bien buena. Un político muerto (o asesinado), para Juan Pueblo no significa más que solamente un cambio de nombre, un espacio o posición que ahora ocupa otro wey (o vaca). El buen ciudadano apuesta y tronchado que aquel que venga en su lugar, será la misma gata, nada más que revolcada.

VIH, TUBERCULOSIS, SARAMPION…
…Tosferina, Varicela, Paperas, Influenza o Flu, Rubeola, Hepatitis B, ni qué decir de la ¡Hepatitis C!, todas esas enfermedades campean entre nosotros, en el rancho, se están manifestando gachamente en todas partes, han aumentado los casos de cada una, incluso de aquellas que se creían erradicadas, pero la cruel verdad es que ¡ni madres! Están aquí entre nosotros.

EXTREMAR MEDIDAS
Así que ahora con esto del Corona Virus, que nos sirva para ponerle un poquito más de atención a todos estos males, a nuestros hábitos de higiene, a andar más limpiecitos, a lavarnos las manos como degenerados, como si tuviéramos fijación. Que todo mal, todo aspecto negativo, nos traiga una enseñanza positiva.

NOS ESTÁ VALIENDO PEPPERONI
En serio que en México nos está importando un grueso y elongado salami todo este rollo del COVID-19, vimos que este fin de semana Acapulquito estuvo entre azul y buenas noches con una ocupación hotelera del 36 por ciento, más 28 por ciento de los condominios y un adicional 25 por ciento en tiempos compartidos. ¡Deberían tener cero gente! Nuestra gente no entiende. Volteemos a Italia, por desobedecer, en un día tuvieron 793 muertos ¡Sí! solo este sábado pasado, fueron casi 800 fiambres.

NO NOS HAGAMOS WEYES
Territorialmente, Italia es del tamaño de Baja California Norte o de la mitad de Veracruz. Así que, si nos seguimos haciendo weyes, claro que nos va a cargar el payaso. Los mascalzones italos, llevan hasta el domingo, nada menos que 5 mil carnes frías, por la vía rápida del Corona Virus. ¿Fea la película? ¡Clarines! Así que ya sábanas racita, allá ustedes si seguimos pegándole al ensarapado.

¡Y SIN DEPORTES!
Más nos vale que nos apacigüemos y agarremos un libro o un rompecabezas de 5 mil piezas, esto va para largo. No empecemos con que yo me salgo de casa y todo esto me vale madre. La vida no retoña, esto es de llevársela calmada. Saque sus películas de deportes, véalas en Netflix, You Tube o Google, pero no empiece a brincarse las trancas.

NO ES SERIO ESTE CEMENTERIO
Porque si no, luego los camposantos estarán llenos de nuestros restos. ¿Quieren alimentar a los inches muerteros? ¡Ah verdad! Así que ni nosotros, ni nuestros vástagos tienen para un ramalazo económico tan gacho, que significaría pagar un funeral. Ya ven que están bien caros esos servicios y casi nadie tenemos cubierto ese último paso en la tierra.

¿QUÉ TANTO ES TANTITO?
No hay mal que dure 100 años, ni babas que lo aguante. Vamos poniéndonos serios, no podemos jugárnosla tan gacho, guardémonos en casa, sigamos las instrucciones, pongamos atención a este Pedro. ¿Queremos mucho la vida? Entonces a obedecer, que ni un mes deberá pasar antes de que esto se componga, de que empecemos a ver la buena luz (pero que no sea la del final del túnel, la que nos lleva con San Pedro).