El Mañana de Nuevo Laredo

Álvaro Morales

Sentir Cívico

Álvaro Morales

16 diciembre, 2020

Hipocresía



Hace unos días el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, realizó unas declaraciones en Reynosa. En esa ocasión hizo dos aseveraciones: “Voy a meter las manos (en las elecciones) para que nadie más las meta” y “con la familia no”. Él, el hombre con mayores señalamientos de corrupción en todo el Estado. Él, el hombre que más se ha metido y dañado a familias inocentes.

¿Para qué quiere meter las manos a las elecciones? Las respuestas son obvias, no quiere perder, no puede perder, se juega mucho en estas elecciones. Perder el Congreso local implicaría carecer de protección para su gobierno opaco, una verdadera oposición. Perder las alcaldías representaría un golpe a sus intenciones de contender a la Presidencia de la República. Perder las diputaciones federales haría evidente su debilidad política.

Horas después nos enteramos que en el presupuesto de Tamaulipas para el 2021 se incluye la petición de un préstamo de 1,500 millones de pesos que no requeriría autorización del Congreso. ¿Para qué? ¿Será está también una razón para meter las manos en las elecciones? ¿O será así como piensa meter las manos a las elecciones? Inyectando $1,500 millones de pesos para campañas y compra de votos. No pretende impedir delitos electorales, como él dice, pretende cometerlos auspiciado en la impunidad e hipocresía.

En cuanto a que con la familia no. ¿Cuántas veces hemos escuchado el clamor de tamaulipecos pidiendo lo mismo al Gobernador. “¡Con las familias no!”, “¡Con los inocentes no!”, “¡Presos y perseguidos políticos no!”. Pero ninguna de estas peticiones ha llegado a detenerlo, al contrario, endurece sus ataques. Alta es su hipocresía. Si su familia es investigada es porque él mismo la metió en cuanto les creó cuentas para lavar o esconder, supuestamente, su dinero. Al menos le están dando la oportunidad de defenderse, de decir que hay una investigación y sigue en libertad, mucho más de lo que él le ha dado a sus víctimas. Hipócrita.

Después vino a Nuevo Laredo, el hombre que supuestamente cuida a los tamaulipecos contra el Covid-19. Él, el que decreta que no haya reuniones, que no se venda alcohol, que carros no circulen ciertos días. Él, el que no permitirá que se hagan eventos y cuidará la salud. Él, el hipócrita al que esos decretos no aplican. Pues estando en Nuevo Laredo asistió a un evento multitudinario, entregó premios, el Master Truck. Así, con él no aplicó el decreto. Con él no llegó la COEPRIS a cancelar el evento. Con él no porque es un hipócrita.

Después estuvo en Laredo, Texas. Intentó por todos los medios ser fotografiado con autoridades americanas. No resolvieron nada, Cabeza de Vaca carece de facultades legales para hacer algún tipo de tratado formal con los americanos, sólo buenas intenciones y sugerencias mutuas, pero ahí estuvo. La intención fue clara, dar un falso mensaje de que no lo persigue la justicia americana, pero hasta ellos saben que hay momentos. Una mera foto de hipocresía.

Cada vez más personas nos damos cuenta de la realidad del Gobernador, de la falsedad de su voz, de la hipocresía se sus acciones, de su insolvencia moral. Y yo le diría al Gobernador lo siguiente:

¡No meta las manos a la elección! Que la gente elija libremente. Sus manos están sucias y lo sucio sólo mancha. ¡Con las familias no! Pero con todas. Con esas que usted ha dañado tan miserablemente, con quienes ha mutilado, a esas a las que les ha robado vida y tiempo
irreparables. ¡No a un préstamo opaco! Utilice métodos de austeridad, venda parte de la flotilla de aviones, reduzca sueldo y posiciones inservibles, reduzca el gasto en imagen, no aumente sus sueldos ni aguinaldos, no nos engañe. ¡No use la pandemia como botín político! Y si va a hacer decretos, que éstos apliquen para usted también. Y en cuanto a los americanos, vea la historia de los detenidos por Estados Unidos, muchos de ellos primero fueron sus amigos, salieron juntos en
fotos y reuniones, eso no es garantía. Por último, ¡No sea hipócrita!

Más opiniones de
Álvaro Morales

7 enero, 2021

A mi tía Cristina

28 diciembre, 2020

Yahleel, la que se fue

27 octubre, 2020

AMLO, duro y a la cabeza

21 octubre, 2020

Pobre ciudad rica