El Mañana

viernes, 19 de abril de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Hombres en llamas

20 enero, 2019

Las explosiones de las tomas clandestinas mostraron una cruda y muy gráfica realidad de las consecuencias del huachicoleo y con ello una violenta moraleja.

Las imágenes de decenas de personas corriendo y otras rodando envueltas en llamas intentando extinguir el fuego que quemaba sus cuerpos, dieron la vuelta al mundo e hicieron que quienes faltaban de enterarse del fenómeno que ha predominado en el ‘Top of Mind’ de los últimos días en el país, voltearan a ver a México y su tristemente célebre huachicol.

Curiosamente para los ojos extranjeros en días pasados su curiosidad giraba más en torno al origen de la palabra huachicol que la problemática en sí y sus daños colaterales.

Internamente, el tema de las explosiones -incluyendo las víctimas mortales- sacó a relucir de nueva cuenta la polarización postelectoral que prevalece en el país, entre esa división fue notorio el pésimo argumento utilizado por algunos que culpaban de esto a AMLO, dejando de lado la negligencia y el robo que involucró el percance, toda vez que un grupo de personas decidió abrir un ducto de combustible y un contingente aún más numeroso se congregó en el punto para robar de forma colectiva y simultánea -cada uno para su propio beneficio-, la gasolina que pudieran recolectar en recipientes.

Hace poco cientos de neolaredenses aplaudían los actos de muchas tiendas de cadena de la ciudad, al eliminar rotundamente las bolsas de plástico para contribuir al medio ambiente, muchos fueron los escépticos con que esta medida perdurara, mientras que otros sabían que venían cambios en pro de nuestro planeta.

Pues la dicha duró poco, precisamente en varias de las tiendas en las que hace semanas al comprar, decían que ya no estaban dando bolsas de plástico, obligándonos a utilizar las bolsas amigables con el medio ambiente, ya volvieron a ofrecerlas nuevamente.

Escuchar a los consumidores es muy cómico y a la vez lo correcto, pues aunque a muchos les da flojera llevar a todos lados una bolsa para echar los productos, otros, simplemente buscan una justicia balanceada, con esto me refiero a que decían: “Si prohíben las bolsas de plástico, también deberían de prohibir los envases de plásticos, que son incluso más fuertes que las bolsas”.

Hay algo de razón en este comentario; sin embargo, lastimosamente aún al parecer no estamos preparados para hacer cambios ecológicos.