El Mañana

domingo, 08 de diciembre de 2019

Luis Pérez Benítez
En directo Luis Pérez Benítez

Impacto ambiental en la generación de energía eléctrica

15 enero, 2019

En entregas pasadas hemos platicado acerca de las reservas de hidrocarburos, de las diversas fuentes de energía renovables y no renovables que existen en México y de cómo los yacimientos de petróleo y gas se encuentran en las rocas.

El día de hoy hablaremos del impacto ambiental del gas en la generación de energía, puesto que actualmente el uso de gas natural para dicho efecto es una de las opciones más usadas en el mundo.

En México, casi el 70% de la generación de energía eléctrica usa gas como combustible, de ahí su importancia para el país y para la región, ya que Nuevo Laredo está asentado sobre grandes yacimientos.
Pero ¿cuáles son los posibles impactos ambientales producidos por el uso de gas para la generación de energía eléctrica? Serían similares a los provocados por la extracción de otros combustibles fósiles puesto que hay que extraer el gas del subsuelo mediante la perforación de pozos que llegan a los yacimientos de gas.

Para la extracción del gas natural existen diversos métodos que son nominados como convencionales y no convencionales, los cuales difieren en el procedimiento y tecnología utilizados y podrían ser similares en cuanto a los impactos ambientales que causan.

Durante la extracción del gas natural por métodos convencionales, se requiere de la eliminación de la cubierta vegetal que rodea al pozo y así mantenerla durante la vida útil del mismo, propiciando la disminución de los hábitats y la biodiversidad asociada a ellos, modificando la ecología, limitando o modificando la dispersión de especies, además de modificar los patrones de escurrimiento e infiltración del agua superficial y subterránea. Anteriormente, para la extracción de gas se realizaban grandes cantidades de perforaciones para su explotación comercial.

Actualmente, mediante la perforación llamada direccional, es posible disminuir las áreas de desmonte, ya que en una zona de maniobras pueden existir varios pozos (Macropera), llevándose a cabo solamente una perforación en la superficie, pero que bajo tierra conecta a varios yacimientos.

Otro tipo de impacto ambiental es la generación de ruido durante la perforación y explotación de los pozos que tiende a inducir a la huida de la fauna silvestre de los hábitats aledaños, o interferir en sus patrones de alimentación, reproducción o conductuales. Adicionalmente pueden ocurrir escapes de gases de efecto invernadero (GEI) del yacimiento por venteo y quema del gas en caso de sobrepresión, o como estrategia de prevención de accidentes.

A estos GEI se añaden los producidos por la maquinaria usada, contribuyendo al cambio climático. Adicionalmente se generan en todas las etapas de perforación y extracción, polvos y partículas que podrían afectar a la salud humana y a la fauna y flora del lugar.

Además, podría existir el riesgo de fugas de gas, condensados, compuestos químicos, fluidos y lodos de perforación y derrames al suelo, lo que contaminaría las fuentes superficiales y subterráneas de agua, además de que podría producirse mortalidad en la fauna y flora de la zona.

Los riesgos se reducen cuando las perforaciones se llevan a cabo por empresas nacional e internacionalmente reconocidas. Hasta pronto. Fuente: Boletín Lecturas Ambientales número 21, segunda época, Parte 2, Gas Natural y su extracción de 11 de enero del 2109.