El Mañana

domingo, 21 de abril de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Importantes pero irrelevantes para la gente

28 febrero, 2019

Ya lo dijeron los especialistas en seguridad del gobierno estadounidense: no hay amenaza en la frontera con México, al menos no uno que en verdad represente un potencial riesgo como parece ser la problemática y rivalidades que sostienen con China y Rusia.

Lo ocurrido el lunes en el Puente I es prueba de ello, si bien es entendible que deban proteger su frontera cuando un grupo de personas pretendan introducirse a su país eludiendo revisiones y a la fuerza, pero esto al final no es equiparable en riesgo -para destinarle tantos recursos- como las amenazas que tienen de potencias mundiales que ya han manifestado su postura antagónica contra los Estados Unidos.

La intervención rusa en elecciones y otros menesteres estadounidenses son declaraciones y acusaciones que aún no se han disipado, incluso han cobrado mucho más fuerza con el paso del tiempo.

Mientras tanto, en los Laredos quienes cruzan con frecuencia, usualmente porque viven de un lado y trabajan del otro, les ha quedado la incertidumbre de si alguna contingencia por menor que sea puede volver a provocar el cierre de los puentes, interrumpiendo las actividades regulares de la población.

Ayer Samantha Bulas solicitó licencia de su cargo como regidora puesto que ya están en puerta las elecciones y ella va como suplente de Imelda Sanmiguel rumbo a los comicios por la diputación local del Distrito 2, pero la última tendrá que desprenderse totalmente de su titularidad de Obras Públicas para poder contender, por lo que al final, sólo duró unos meses en el cargo.

En retrospectiva, estamos hablando de que no termina por desempeñarse en un puesto lo suficiente, en Obras Públicas duró meses, en la dirigencia del CDM del PAN también, siendo regidora también estuvo incompleta su gestión, pues se retiró para ir como suplente de la candidata a senadora durante la última campaña que hubo.

Las próximas elecciones son realmente importantes, pero para la atención del público en general esto no necesariamente se traduce en una amplia votación, pues una realidad es que la mayoría de los ciudadanos desconocen o ven como algo muy distante la figura y labor de los diputados locales.

Al final esto se traduce en muy baja participación en el día de las elecciones para diputaciones locales, a diferencia de las anteriores donde se renovó el gobierno federal y localmente la alcaldía -así como las senadurías tamaulipecas-, en esa contienda el interés de los ciudadanos fue mayúsculo.

Prácticamente en estas siguientes elecciones estarán más involucrados aquellos que están en el argot político, aunque en verdad es importante que el ciudadano se involucre, pues del nuevo Congreso depende que éste lleve en el manejo de los recursos y acciones, un trato honesto y sin ser condescendientes con el Gobernador como en la actual legislatura que tiene a su entera disposición para que le aprueben lo que él quiera y que no le cuestionen sus movimientos.