El Mañana

domingo, 08 de diciembre de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Inconsistencias y Fabricación

30 julio, 2019

Mañana llega el temido y esperado juicio sobre el asesinato de Carlos Domínguez, uno de los casos más controversiales en los últimos años en tener a Nuevo Laredo como sede y que involucra en gran medida al gobierno del estado.

La esquina de Morelos y Venezuela un sábado 13 de enero del 2018 después del mediodía, fue el lugar y momento crucial que cambió la vida de seis personas y sus familias, de las cuales sólo cinco de los implicados llegan con vida para ver de qué lado está la justicia.

Gabriel Garza Flores pasó sus últimos meses de vida triste y tras las rejas esperando que llegara el 31 de julio del 2019, pero falleció un domingo cualquiera de visitas al penal, un día en el que se sintió tan mal que su familia pidió su traslado al hospital, la ambulancia llegó a la brevedad, pero el permiso del Cereso no; cuando pudo ser llevado al Hospital General ya no quedaba nada por hacer.

Su “crimen” fue hablarle por teléfono a Domínguez minutos antes de que ocurriera el asesinato; sin embargo, no hay testimonio o mayor vínculo que haber sido la última llamada registrada en el celular del asesinado aquel enero; algo que no debería ser inusual entre dos personas que fueron amigos y compañeros muchos años al trabajar en el mismo periódico.

Las últimas semanas el tema y señalamientos principales se han inclinado a utilizar frecuentemente las palabras “Inconsistencias” y “Fabricación” para referirse al caso.

Sobre el veredicto existen múltiples expectativas, pues aunque muchos se atreven a asegurar que las inconsistencias serían suficientes para desechar el caso, otros mencionan que la influencia del estado sobre el sistema legal es un factor a tomar en cuenta en el resultado final.

Ayer “desfilaron” más de 30 camionetas tipo Van con identidad de la Border Patrol bajo los puentes internacionales, esto en el marco de un incremento en la cantidad de migrantes que son regresados a México para esperar la fecha de su audiencia de solicitud de asilo político.

Esto llamó la atención por lo inusual de las proporciones del convoy que a falta de información oficial sólo alimentó rumores de operativos a gran escala.

Pues Rivas ya le puso fecha a su “informe” de gobierno, del que honestamente es difícil saber qué va a informar, se lo dejamos a los lectores reflexionar sobre lo que se ha hecho durante este primer año de su segundo periodo.