El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

¡Justamente ahora!

23 febrero, 2019

Convenientemente las Caravanas Migrantes siempre llegan en un momento crucial para que Trump quiera proyectar a sus bases una problemática migratoria y “fundamentar” la necesidad de un muro, ayer la sorpresiva llegada de 160 personas -del contingente que estaba originalmente en Piedras Negras- ahora a Nuevo Laredo, coincidió justo con la estancia de Nancy Pelosi en Laredo, en donde declaró -acertadamente- que no existe emergencia nacional como lo manifiesta Trump y que haber accedido a los fondos para la edificación del muro de esa manera fue inconstitucional.

Las declaraciones de Pelosi ayer en Laredo son consistentes con su discurso y postura usual, pero cobraron fuerza por el momento crucial y el lugar en que lo dice: a unos metros de la frontera entre Estados Unidos y México.

Para muchas personas con sentido crítico es difícil creer en coincidencias, como esa de que siempre la llegada de una Caravana Migrante y la avalancha de noticias que le acompañan ocurren en momentos particularmente oportunos para Trump y precisamente la estadía en Laredo de Nancy Pelosi -la más fuerte opositora del presidente estadounidense- “coincidió” con la llegada de los migrantes; de todos los días tenía que ser específicamente ese y de todos los lugares -que se suponía estaba descartada esta frontera- eligieron precisamente la que ya se había descartado.

Nuevo Laredo estaba de alguna manera descartado por varias razones, una de ellas es la postura de no destinar recursos a este rubro, otra es que esta frontera se iba a dedicar específicamente a repatriar al enorme flujo de connacionales que ya tenemos regularmente con las deportaciones diarias; y una tercera es que es bien sabido dentro y fuera de la ciudad que ya se ha rebasado la capacidad de albergar migrantes.

Un caso muy claro es el de la Casa Migrante AMAR, que tiene una capacidad para albergar a 100 personas de manera simultánea, pero en los últimos meses han tenido un promedio de 220 refugiados.

Con su permiso, el siguiente enunciado será en mayúsculas: Y TODO OCURRE JUSTAMENTE EL DÍA EN QUE ESTÁ NANCY PELOSI EN LAREDO Y 24 HORAS ANTES DEL “ABRAZO”.

Algo que llamó mucho la atención ayer con la llegada del contingente, es que fueron traídos con una fuerte custodia -hasta los límites de Nuevo León con Tamaulipas- por Fuerza Civil y en Nuevo Laredo por parte de la Policía Federal, además de que también participó un numeroso contingente de elementos del Instituto Nacional de Migración.

En las transmisiones en vivo que se realizaron reportando la llegada del contingente, la mayoría de las personas que participaban con comentarios, manifestaban estar en desacuerdo con que llegaran a la localidad.

De esta manera nos percatamos cómo ese fenómeno que se vivió meses atrás -cuando se discriminó a los migrantes de la primera caravana- no resurgió, pues todo parece indicar que no se había ido.

Aquel video viral en que presuntamente una mujer de Honduras despreciaba un plato de frijoles así como las impresiones de exigencia y desorden que quedaba con el paso de la Caravana Migrante por México, parecen seguir muy presentes en la percepción generalizada de los mexicanos con respecto a los refugiados centroamericanos, y esa situación sólo está abonando a la discriminación que no necesitamos.