El Mañana

viernes, 19 de abril de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Justicia para Baby Rebecca

17 febrero, 2019

Se le está llamando de diversas maneras, pero al final es el mismo movimiento, se trata de “Justicia para Baby Rebecca”, que no es otra cosa que un enojo de gran parte de la comunidad que consideró muy indulgente la resolución contra sus padres que la disolvieron en ácido para tratar de deshacerse de su cuerpo, pues les otorgaron una fianza por 175 y 125 mil dólares a Mónica Yvonne Domínguez y Gerardo Zavala, respectivamente, dinero que alguno de los muchos negocios de “Bail Bonds” les puede otorgar sin problema para que salgan libres a la brevedad.

Esto indignó a la comunidad que ya estaba de por sí muy enojada con la omisión de las autoridades al no prevenir su muerte; pues a pesar de que se le había retirado la custodia a la madre por tener varios cargos de conducta violenta hacia menores y otros crímenes que sumaban 28 cargos y 18 arrestos, pero dándosela al padre que a final de cuentas vivía con ella, por lo que al final resultó lo mismo que hacer nada por procurar la vida de los cinco hijos de esta pareja.

Lamentablemente las leyes tienen esta clase de vacíos, en este caso -a opinión de muchos- la burocracia comparte un grado de responsabilidad, porque en verdad fueron muchas las señales, demasiados los focos rojos, pero no se detectó; según manifiestan las autoridades, es necesario que alguien realice algún reporte para que los Servicios de Protección Infantil (CPS por sus siglas en inglés) puedan actuar; mientras la legislación cambia no queda más que exhortar a los ciudadanos en general que al detectar cualquier indicio de abuso y/o violencia contra menores, se reporte de manera inmediata.

Al final, nada podrá regresarle la vida a la pequeña Rebecca, pero sí se puede prevenir para que no ocurra una atrocidad así a otro niño laredense.

Hoy Rebecca estaría celebrando su cumpleaños número 3, la edad en que la mayoría de las niñas y niños entran al kínder, esa etapa de la vida en que lo único que les debe “preocupar” es el juego y la diversión, es cuando se les pregunta qué quieren ser de grandes, es justo la edad en la que su imaginación vuela porque no conocen límites.

Este crimen es considerado por muchos como el de mayor horror que se ha registrado en la ciudad contra un menor y posiblemente contra un ser humano en general, lamentablemente sí compite con varios casos muy feos también, uno de ellos ocurrió el año pasado cuando un agente de la Patrulla Fronteriza mató a su hijo -no reconocido- de meses al infringirle varias puñaladas y aventando su cuerpo junto al río Bravo, al igual que a la mamá del bebé y amante del asesino.