El Mañana

miércoles, 21 de agosto de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Katherine/Miriam

12 febrero, 2019

El Departamento de Tránsito cambió de uniformes y la primera reacción general fue compararlos con los populares -personajes de caricatura- Minions, todo por su peculiar combinación de colores amarillo en la parte de arriba y azul abajo.

Ayer no hubo meme o publicación más popular entre los usuarios locales que esa divertida comparación.

El misterio de Katherine -quien en realidad se llama Miriam, conmocionó a muchos ciudadanos de ambos Laredos, luego de que se viralizara su desaparición.

Inicialmente la mayoría se inclinaba por considerarlo como un secuestro, mientras que algunos menos se inclinaban por considerar el clásico escape adolescente con el novio.

En este caso se trata, según la versión de la familia biológica que vive en Nuevo Laredo, de que Katherine/Miriam huía de un entorno violento que vivía en un hogar sustituto en Laredo.

Todo inicia cuando la jovencita de apenas 14 años se contacta con su hermana mayor Karla -quien vive del lado mexicano- y le hace saber de la presunta situación que vive en el hogar sustituto junto con una hermanita menor -aquí hablamos de tres hermanas, una en México y dos en Estados Unidos-; pronto Karla acude a lo que considera su rescate al lado americano y traerla a Nuevo Laredo con sus padres biológicos.

Esto dura poco, apenas dos días; al final para evitar mayores problemas, su familia biológica decide entregarla a las autoridades estadounidenses a mitad del puente, obviamente con previo acuerdo entre las autoridades de los dos países.

Katherine/Miriam y su hermanita menor Sonia, viven tan cerca y tan lejos de su padre que fue deportado y su madre que también vive del lado mexicano, como familia, pretenden luchar por volver a estar juntos, pues una serie de tecnicismos los han separado y en este caso actuado en su contra.

Es bien sabido que muchas de las personas que tienen hogares adoptivos lo hacen más por negocio que por vocación, pues hay muchos beneficios en juego, razón por la que en ocasiones -no estamos asegurando que este sea el caso- estos padres postizos no son del todo benévolos con los menores que están en un momento tan complicado.

Sólo podemos desear que las hermanitas estén con quien las trate mejor, precisamente porque están en una etapa crucial de su formación, donde cualquier evento traumático puede marcarlas de por vida.