El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

10 enero, 2021

La carretera mortal



El Mex-2 es una carretera mortal, ese tramo inconcluso ha tenido consecuencias fatales una y otra vez y ayer fue prueba de ello.

El hecho de que por un tramo de casi ocho kilómetros los usuarios -que en su mayoría son choferes de camiones de carga- tengan sólo un carril en cada sentido en un solo cuerpo vial, es ya un escenario de riesgo para accidentes frontales.

Esto se complica aún más con la falta de iluminación y la alta velocidad a la que viajan las unidades; en un escenario aún más adverso se eleva el riesgo con las condiciones de humedad.
En noviembre del 2017, Yahleel Abdala Carmona, siendo diputada federal anunció 170 millones de pesos del Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, año en que debieron terminarse las obras, pero evidentemente esto aún no ocurre.

El tramo de dos cuerpos termina abruptamente y las unidades que van con dirección al Puente 3 deben incorporarse en una incómoda bajada al otro cuerpo vial.

Irónicamente, justo frente a ese edificio en el que se manejan -literalmente- miles de millones de pesos, a unos metros de donde laboran quienes se enriquecen con el erario, duermen aquellos que no tienen más que la ropa que traen puesta y si bien les va, alguna cobija.

El cielo es su techo y la banqueta su cama, se trata de 15 y en ocasiones más personas sin hogar que utilizan un costado del estacionamiento de regidores para pernoctar, pero es más probable que los ayuden ciudadanos comunes sin alguna intención de promocionarse políticamente, que alguno de los que laboran en el Municipio y que se jactan de ser caritativos y “humanos”.

De hecho, estas noches han acudido algunas familias y grupos de amigos u organismos no gubernamentales, a ofrecerles un poco de café o chocolate y algún pan o alimentos calientitos, así como cobijas o alguna otra atención.

Hablando de caridades, estos días más que antes, muchos políticos han querido mostrarse “humanos” y “caritativos” a toda costa, pero para todo quieren tomarse la foto, para que los vean “ayudando”, pero a pesar de que sus propios conocidos les coloquen algunos comentarios positivos en sus publicaciones en redes sociales, el ciudadano común difícilmente les cree esas acciones que pretenden hacer pasar por desinteresadas.

Esto obliga a cuestionar la razón de que continúen con esas tácticas y si creen que engañan a alguien al querer mostrarse preocupados por el bienestar de los ciudadanos.

Más opiniones de
Los Redactores