El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

La chía, la moringa y el nopal

16 abril, 2019

Les saldrán más propiedades que el aguacate, la chía, la sábila, la moringa, el nopal y mil hierbas más, pero hay que escucharlos, para decidirnos por uno de ellos y sobre todo, hay que votar el domingo 2 de junio. Estamos hablando que iniciaron las campañas proselitistas para las diputaciones locales. Andarán en campaña hasta los webbones plurinominales, lo que entonces en Laredo, arroja la graciosa suma de 26 monas y changos, que se supone, recorrerán el pueblo, pegándole al ensarapado, queriendo llegar a ganar una curul.

QUE ADELGACEN

De jodido, les quedará el bajar de peso, pues a diario recorrerán la legua, tanto las rucas, como los batos que andan en este mitote de las campañas, tienen que sacarle provecho al asunto, máxime que las vemos algo pasadas de gorditas a las idems y de tamales a ellos. Será mes y medio de andar del tingo al tango, correteando la chuleta, persiguiendo la tortilla. Pero ya en serio, ojalá que veamos una competencia sana, positiva, con exposición de proyectos, mucha propuesta como los futuros legislativos que es en lo que desean convertirse.

NO LE PEGUEN AL GAVIOTA

Y por favor, señoras candidatas y señores aspirantes. no se saquen fotos trucadas para sus posters, espectaculares, “pasacalles” y demás propaganda donde va inserta su carátula de cada uno. Si ustedes son prietos, pues salgan nejos en sus picchurs, no quieran ser Blanca Nieves cuando son Aunt Jemima; si son jamonas o molletes, no salgan como varita de nardo. Si tienen la nariz de alcanza queso, no quieran figurar con una de talón de gato. Porque luego van ustedes a los eventos en las colonias y la prole no los conoce o se decepcionan de ustedes a la primera. Ahí es cuando surge el primer engaño del candidato hacia el pueblo.

NO CAMPAÑAS TIRADORAS

Nada de proselitismo con mensajes agresivos, insultantes y defenestradores. Los ciudadanos, próximos votantes queremos escuchar que traen en su libreta de ideas, como para convertir nuevas leyes. Qué planes tienen para combatir la inseguridad, la falta de hospitales y servicios médicos, a que le tiran para mejorar la educación. Combatir la contaminación, atraer inversiones, promover el empleo. Cual es su rollo bueno, pues no queremos oírlos atacar a los rivales, eso sí que no.

¿POR QUÉ NOTRE DAME?

De nuevo el fuego nos causa un inmenso dolor, una pena insuperable, primero fue el bar La Montera, ahora la catedral de Norte Dame. No somos nada. Pero ya hablando en serio, la raza no va ni la biblioteca de su escuelín, dicen “pos” “haiga” y “venites”. La única cultura que mamaron fue la música de Culture Club con Boy George, no saben cómo se llama el museo Reyes Meza del centro cultural, ni se han tirado un pedo por ese lugar, ni tampoco por el archivo histórico o por la Estación Palabra. Y ahora nos salen muy cultos y cortándose las venas por la pérdida de la Catedral de Notre Dame. Bola de nacos y borregos, que solo repiten nada más lo que ven.

HABLANDO DE NACOS

Hay 50 mil “Ninis” en Nuevo Laredo, lo dice el Instituto para la Competitividad y Comercio Exterior (ICCE). Y respecto a ese mal tan serio, todo aquel que tenga dos gramos de sesos, sabe harto lo que significa, los alcances negativos que tal fenómeno tiene, ¿verdad? En el rancho hay 150 mil chavales en edad de ser escolapios, pero resulta que el 33 por ciento de ellos, solo asisten a la escuela de la vida, es decir, a juntarse en la esquina de su barrio, en la plaza de la colonia, en la cantina, en los billares, con los ñeros, con la banda. Eso mientras se enlistan ya sabemos dónde.

¿Y EL GOBIERNO?

Y mientras nuestra chaviza pasa a formar parte de la mala cosa, ¿Qué es lo que hace su gobierno burricipal? Pues nada menos que se las ingenia para armar borracheras los sábados en la Guerrero, también en la calle Campeche, tal vez en el monumento a Juárez, en la explanada Independencia, en la Expomex, en el Polyforum La Fe, o en los amplios terrenos de alguna colonia del arrabal. Llevarles pachanga y chupe, esa es la única respuesta oficial, a combatir el que tengamos a 50 mil mocosos que ni estudian, ni trabajan.

SI HOY SON 50 MIL…

…Y no se hace nada para combatir, ni para evitar que siga aumentando tal desmadrito, ¿Qué va a pasar mañana? Está de pensarse, habríamos que exigir a La Yunta que se ponga las pilas, que surta de talleres de oficio por todos lados, para darles herramientas -que no armas- a nuestros chavalos, enseñándoles electricidad, plomería, carpintería u otros oficios, podemos cambiar este rollo tan adverso que hoy se observa en todos los puntos de la ciudad. ¿O ustedes estimados lectores, saben de algo más serio del gobierno de la ciudad, para intentar capotear este cáncer creciente?