El Mañana de Nuevo Laredo

Roberto Cruz

En Marcha

Roberto Cruz

12 diciembre, 2019

La corrupción de los políticos genera violencia; ¿Qué sigue para el exsecretario panista Genaro García Luna?



Genaro García Luna ostentó cargos del más alto nivel político y de seguridad durante los 12 años en ambos sexenios que los panistas estuvieron en la Presidencia de la República; sin embargo, este sujeto ya venía trabajando en administraciones priistas en los sexenios de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, ya que antes de que Fox asumiera el poder, Genaro García tenía más de una década operando en el Centro de Inteligencia del Gobierno federal Cisen y en 1999 se incorporó a la Policía Federal Preventiva.

Pero fue hasta el primero de septiembre de 2001 cuando el entonces presidente de la República, Vicente Fox, informó sobre la creación de la Agencia Federal de Investigaciones AFI, la cual venía a sustituir a la anterior Policía Judicial Federal y ordenó la designación de Genaro García Luna como su titular; posteriormente, en el sexenio siguiente en 2006, el nuevo presidente también panista, Felipe Calderón, nombró a Genaro García como su nuevo secretario de Seguridad Pública en sustitución de Eduardo Medina Mora (quien era la carta de acción nacional y del propio Calderón para ser ministro de la Suprema Corte de Justicia, quien por cierto hace unos meses renunció a su cargo como ministro al ser señalado por la Unidad de Inteligencia Financiera del SAT por “encontrársele depósitos en cuentas bancarias que no correspondían a sus ingresos”, cargo que había sido ratificado por el Senado hasta 2030). Genaro García se mantuvo como secretario de SSP hasta el último día de la administración de Calderón el 30 de noviembre de 2012.

Al año siguiente, el 22 de diciembre de 2013, la revista Forbes ubicó en el cuarto lugar de su lista “Los 10 mexicanos más corruptos” el nombre de Genaro García Luna justo detrás de Elba Esther Gordillo, Carlos Romero Deschamps y Raúl Salinas de Gortari (https://www.forbes.com.mx/los-10-mexicanos-mas-corruptos-de-2013/).

Por otra parte, al menos dos narcotraficantes en juicio lo señalaron directamente como el “protector del Cártel de Sinaloa”. Estas acusaciones de la mano de una investigación financiera por lavado de dinero, enriquecimiento inexplicable y narcotráfico en Estados Unidos que según las propias autoridades norteamericanas comenzó desde 2001, derivaron en la captura esta semana en Texas del exsecretario García Luna por cuatro cargos de delitos graves que son corrupción, conspiración y asociación delictuosa para traficar cocaína con “pagos por sobornos multimillonarios por protección para que el Cártel de Sinaloa opere con impunidad, mientras Genaro García estaba a cargo de garantizar la seguridad pública en México al mando de la Policía Federal” y a esto se le suma el delito de declaración falsa a las autoridades estadounidenses; todo esto lo informó el fiscal de distrito en New York, Richard P. Donoghue; “este arresto demuestra nuestra determinación de traer a la justicia a todos aquellos que ayuden a los cárteles a infringir este daño devastador para USA y México”, continuó el informe del fiscal general del Departamento de Justicia que se dio a conocer por los medios internacionales.

¿Qué sigue para el exsecretario panista Genaro García Luna? Con Donald Trump en pleno proceso de juicio político y de reelección en noviembre próximo, sin duda una sentencia de muchos años probablemente del mismo nivel que los capos a quienes se le acusa de proteger; es decir, es posible que ya nunca salga libre. O bien, con toda la información que podría tener en su poder de sus exjefes y otros políticos, ahora quiera negociar su sentencia a cambio de entregar toda la información y pruebas de lo que podría ser la revelación de los nombres y apellidos de una mega operación del crimen organizado entre cárteles de narco-políticos sin precedente en la historia de México. De entrada, 3 posibles ligas de investigación de terceros involucrados son: sus dos jefes directos Vicente Fox y Felipe Calderón; sus excompañeros del gabinete de Seguridad en ambos gobiernos panistas, (e incluso no podemos descartar que actuales funcionarios del gabinete de Seguridad resultarán también señalados por actos cometidos en las pasadas administraciones, no olvidemos que para muestra Alfonso Durazo, actual secretario de SSP, fue secretario particular de Vicente Fox, e incluso también su exsecretario de SSP Alejandro Gertz Manero, actualmente ratificado por el Senado como fiscal general de la República); y por último, los tres exgobernadores de Sinaloa que coincidieron con las gestiones de Genaro García como director de la AFI y de secretario de SSP entre 2001 y 2012, que son Juan S. Millán, Jesús Aguilar Padilla y Mario López Valdez y sus respectivos gabinetes estatales de Seguridad. 

Más opiniones de
Roberto Cruz