El Mañana

domingo, 22 de septiembre de 2019

Adolfo Mondragón
Cosas de mi pueblo y del otro lado Adolfo Mondragón

La nueva educación

17 agosto, 2019

Bueno, honestamente, desconozco los planes y programas de la Reforma Educativa, pero sí los lineamientos generales que la van a regir. Se atacan en principio viejos y añejos problemas y otros que se han creado, será realmente “integral” o sea que se atenderán todos los aspectos del desarrollo del educando, no sólo lo concerniente a los contenidos, o sea: no sólo “saber” sino, saber por qué y para qué, pero, sobre todo, esto en aspectos antes descuidados como su salud. El aspecto de la salud será tratado transversalmente, lo que significa que independientemente de la materia, siempre se buscará la correlación con otras áreas en algún tema de salud, de tal suerte que siempre estará presente este rubro de vital importancia.

Se va a proscribir la venta de alimentos “chatarra” en las cooperativas o tiendas escolares, priorizando los alimentos sanos y nutritivos, eliminando los productos industrializados y las bebidas embotelladas, productos que de todos es sabido, contienen grandes cantidades de elementos negativos para la buena salud, como el exceso de azúcar, grasas, aceites, sales, harinas, etc. El nuevo enfoque es holístico, o sea que se verá desde todos los ángulos y la salud será un eje principal. Nuestro país, tiene el nada honroso primer lugar en obesidad infantil y el igualmente deleznable, segundo en obesidad adulta.

Estos tristes parámetros son producto del cambio drástico en nuestros hábitos alimenticios; cambio que bien merece un estudio específico de sus causas, origen y consecuencias. Habría que agregar que los niños también cambiaron sus hábitos de juego; dejaron la mayoría de los juegos al aire libre, dejaron de correr, de brincar como antes lo hacíamos jugando a la roña, los encantados, a las carreritas, al bebeleche, a la burra bala, a las escondidas, a saltar a la cuerda, al chicote, se han olvidado del beisbol, del voleibol, sólo juegan algo de futbol y sólo los que pertenecen a un equipo. Se han convertido en seres sedentarios que prefieren permanecer en el interior y evitan el aire libre.

Los videojuegos tienen mucha culpa, pero más, los padres que se los compran, prefieren darles una tableta, un teléfono inteligente o una computadora, que sacarlos a jugar, llevarlos a los parques, etc. Nosotros crecimos sin nada de estos artilugios, no estamos contra ellos, deben de tener su lado positivo, lo malo es su uso excesivo e indiscriminado pues es del conocimiento de todos, que les dan las altas horas de la madrugada, jugando entre varios, comunicados por internet. Por esta razón, ahora, en las escuelas, los niños saldrán cada 60 minutos en promedio a los patios para realizar alguna actividad física, incluso, juegos. Seguramente van a descubrir lo divertido que es jugar al aire libre.

Otro aspecto que se va a incorporar a la nueva escuela mexicana, va a ser el concepto de “aprendizaje grupal” en el cual se ejercita a los alumnos a trabajar en forma grupal, que no es lo mismo que trabajo en equipo. En él, los alumnos forman grupos de estudio y juntos se plantean el problema y proponen diversas soluciones, se analizan, se discuten y se llega a una conclusión, pero todos participan y aportan. Está plenamente demostrado y experimentado este método; los alumnos aprenden además a expresar sus ideas, a escuchar otras, a respetarlas; a la reflexión y el análisis. Incluso los exámenes se plantean con este mismo tenor, eliminando el individualismo y las actitudes egoístas y personalistas, es importante llegar a conclusiones en forma grupal, se aprende más y mejor.

Este método implicaría la eliminación de los bancos individuales, ese viejo concepto de lo individual con paleta, por otros como mesas y sillas de preferencia modulares. Los maestros también tenemos que modificar viejos conceptos y adecuarnos a los tiempos nuevos; obviamente vamos a recuperar muchas viejas prácticas que conocemos y dominamos, como la correlación de ares, los métodos globales, etc. Pero sobre todo el volver a los patios y jugar con nuestros alumnos, les aseguro que también nos hace falta.

Gracias amable lector por la gentileza de su atención, le deseo un espléndido fin de semana en familia, espere el inicio de clases.

Cosas de mi pueblo y del otro lado Adolfo Mondragón

Y gritó

Personajes de mi Pueblo y del Otro Lado Adolfo Mondragón

Don Celso Piña