El Mañana de Nuevo Laredo

Ana Cristina Martínez

Pasos de éxito

Ana Cristina Martínez

7 septiembre, 2020

La pandemia sí discrimina



En los seis meses de confinamiento que llevamos, me he dado cuenta que la pandemia sí discrimina. Hoy solamente me voy a enfocar en la educación, el abismo entre dos ciudades y un puente.
Nuestra comunidad es la frontera y existen dos ciudades hermanas que tienen familiares en común, amistades, convenios, lazos económicos y miles de estudiantes. Una vez me tocó caminar el puente todas las mañanas para educarme en los Estados Unidos. Hubo días con lluvia, días asoleados, nublados, de frío y otros de mucho calor. Jóvenes acostumbrados a caminar adelante sin ser molestados por las inclemencias del tiempo. Es una metáfora a lo que seguimos viendo hoy, jóvenes resilientes, determinados a continuar su educación a pesar de las circunstancias.
Laredo, Texas, en línea, salones virtuales, utilizando alta tecnología y entregando a cada estudiante una herramienta de trabajo como un computadora o un ipad. El wifi sigue siendo un problema ya que la carga de usuarios es mucha para los servidores de la ciudad, sin embargo, se trabaja arduamente para arreglar ese problema. Los estudiantes que viven en las afueras de la ciudad reciben la señal de wifi por medio de camiones que se acercan a sus comunidades para poder trabajar. Un esfuerzo titánico para lograr el objetivo que es educar a estudiantes en tiempo de pandemia.
Por otro lado, en nuestra ciudad hermana de Nuevo Laredo, las lágrimas de los niños y padres ruedan diariamente por sus mejillas. La televisión es la unica forma de conectarse al aprendizaje diario. Existen las clases públicas que se imparten por TV donde comienza el camino empedrado de muchas familias. En Nuevo Laredo no todo el mundo tiene televisión, y los que tienen logran sintonizar el canal y las clases son impartidas a una velocidad que difícilmente pueden captar la información que se está dando. No existe forma de volver a ver lo que se impartió y nadie a quien llamar para aclarar dudas.
Muchos maestros enamorados de su profesión han logrado conectarse por medio de redes sociales para poder ayudar. Sin embargo, muchos padres de familia dependen de un saldo minúsculo en su teléfono que inmediatamente se consume y se quedan sin resolver sus dudas. Los sueldos de mil pesos por semana no alcanzan para presupuestar saldos de cien pesos diarios o más para la educación.
Los esfuerzos locales para ayudar no son suficientes para toda la población, una ciudad grande con recursos pequeños. La pandemia sí discrimina, abandona a los que menos tienen en el área de la educación. Haciendo una investigación con cuatro familias de recursos limitados pude percibir que se rinden por este ciclo escolar, prefieren perder el año escolar a seguir pagando recargas del teléfono en lugar de comer. Una historia muy triste en la misma comunidad hermana que está solamente a unos metros de Laredo. Dos historias totalmente diferentes en una misma comunidad. La pandemia golpea los hogares de personas
que no tienen televisión, no tienen los recursos para comprar equipo de tecnología, carecen de la única forma de conectarse al futuro y luchar contra Goliat ya no es opción.
La pandemia sí discrimina, este articulo lo escribí después de ver una
caricatura publicada en el periódico El Mañana donde está una mesa con una lámpara de gas un niño sentado con lágrimas en sus mejillas y el teléfono frente a él sin saldo para seguir estudiando. La caricatura es un retrato de la realidad que viven muchas familias en la frontera, los recursos son limitados, la educación se convierte en un lujo, y las expectativas son inalcanzables para muchos.
La educación gratuita y laica es un derecho para cada niño y joven de nuestra comunidad. En tiempos de pandemia, también debe de existir un sistema que ayude y garantice el crecimiento académico. Por lo tanto, nos queda muy claro que la pandemia sí discrimina, miles de niños y jóvenes serán golpeados por la falta de recursos para poder continuar educándose. La desventaja económica parte las oportunidades de aprender como el Gran Cañón de Colorado los de aquí y los de allá, y en medio un abismo.
Gracias por seguirnos en las redes sociales Pasos de Éxito, por escuchar nuestro programa de radio todos los sábados a las diez de la mañana por XHGTS 107.3fm. Estamos cumpliendo cinco años al aire y es gracias a su preferencia; quién iba a decir que un programa de información para llegar a la universidad en los Estados Unidos tuviera aceptación? Hoy Sabemos que es de gran importancia, muchas gracias, yo soy Ana Cristina Martínez y creo en la educación como llave a la libertad.

Más opiniones de
Ana Cristina Martínez

19 octubre, 2020

Tiempos de preparación

5 octubre, 2020

Hoy doy el paso

28 septiembre, 2020

Dinero para pagar la universidad

21 septiembre, 2020

Durante High School

24 agosto, 2020

Bravo maestros