El Mañana

jueves, 19 de septiembre de 2019

Mario Canales
Economía sin Fronteras Mario Canales

La renuncia de Urzúa

11 julio, 2019

Ni el primero ni el último. Como en cualquier Administración pública, Secretarios van y Secretarios vienen, la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda tampoco es la excepción. Es parte de un proceso, y para la próxima semana ya habrá otra crisis mediática que cubrir.

Pero.

De la renuncia, hay dos componentes que sí ameritan subrayar:

1. El contenido de la carta. Ahí, Urzúa habla de “decisiones sin sustento”, “imposición de funcionarios sin conocimiento”, “influyentismo” y “conflicto de interés”. Esto es grave.

2. Incertidumbre. La Secretaría de Hacienda no es el IMSS ni el Instituto Nacional de Migración. Hacienda es el centro de comando desde donde nace la política fiscal del Gobierno y Urzúa era un ancla de certidumbre en un barco donde está cada vez más claro que quien manda, por sobre todas las cosas, es el capitán.

Ambos componentes van de la mano. En esa misma línea, la reacción del peso mexicano en su cotización frente al dólar estadounidense fue negativa. En casas de cambio de NLD, el tipo de cambio subió de 18.70 hasta 19 x $1 tan sólo en un par de horas. El dólar sube más por el contenido de la carta que por la salida de Urzúa, como tal.

Para los mercados nacionales y extranjeros, es un pésimo mensaje. Los mercados generalmente buscan señales que revelen el futuro. El desarrollo bursátil está relacionado con las proyecciones basadas en ciertos componentes que de una u otra manera le dan forma y revelan fondo sobre lo que va a pasar.

De inmediato, el Presidente López Obrador propuso a Arturo Herrera, en ascenso de Subsecretario a Secretario. Eso es algo bueno, continuidad de inmediato. El show debe continuar.

Si, el peso salió debilitado, pero lo más probable es que se recupere. Sin embargo, la carta de Urzúa revela algo que refleja una brecha, hacia adelante. Y es que dijo Urzúa que se han tomado decisiones que carecen de suficiente sustento y cargadas de “extremismo”. Y eso sí se queda, no se va. Por eso, es tan importante ese componente de la renuncia; deja entrever el proceso de toma de decisiones económicas dentro del Gobierno.

También, Urzúa era parte del círculo del Presidente. Aparte de ser su Secretario de Finanzas en la CDMX, el arquitecto del paquete de apoyo a PEMEX, Urzúa también fue el que acompañó a Marcelo Ebrard al G20 en representación del Presidente López Obrador.

En ese contexto, y en balance imparcial, la renuncia de Secretario de Hacienda Carlos Urzúa sí es muy importante, pero tampoco es el fin de la Administración, mucho menos entrará México a una crisis económica. Lo que sí, es una fuente de certidumbre que se cierra, cuando lo que necesita México es más certidumbre, no menos. Más certidumbre rumbo al cierre del 2019, y con la economía que no termina de levantar lo suficiente para llegar al prometido 4%.

CC:

CBP dice que bajaron 11% las aprehensiones en la frontera. ¿Será suficiente para Trump, a dos semanas que se cumplan 45 días del citado acuerdo con México?