El Mañana

miércoles, 21 de agosto de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

La temida Ley Seca

29 mayo, 2019

Para muchos es un alivio que concluyan las campañas, incluyendo a los propios candidatos y sus equipos, pues ha sido un periodo de muchos golpeteos en todas direcciones.

Para los honestos sólo resta esperar los resultados y vigilar que los contrarios se mantengan al margen y jueguen limpio, además de invitar a votar libremente.

Mientras tanto, es un secreto a voces que para el partido azul es el día de mayor actividad al necesitar acarrear a sus bases y otra clase de artimañas al puro estilo del viejo PRI, y nos referimos al viejo PRI porque tenía acceso al erario para ejecutar tales trucos, no porque ahora sean un nuevo partido limpio y bondadoso.

Ahora el PRI hizo un llamado a que la gente no venda su voto, claro que porque ya no son ellos los que lo están comprando con dinero del erario, les dieron una cucharada de su propio chocolate y ya no les gustó la técnica que inventaron ahora que no es a su favor.

En lo que respecta al partido en el poder estatal y municipal -como ya dijimos-, mucho se ha anticipado que recurrirá a las prácticas de antaño y dentro de eso incluye seguro que regalarán cosas, incluso dinero, por lo que la recomendación de siempre es que usted acepte lo que le regalen, pero al final debe votar por quien más crea conveniente y no por quien le digan.

La temida Ley Seca será efectiva este fin de semana y dentro de eso hay algunos que ya se están preparando al comprar una cantidad mucho mayor de cerveza que la que en realidad tomarían en un fin de semana cualquiera bajo el argumento de: “por si acaso”, son prácticamente compras de pánico.

El mexicano y el neolaredense en particular no se distingue por ser muy precavido, pero tiene una excepción cuando se trata de tener una “dotación” suficiente de cerveza, especialmente cuando hay en puerta una “carnita asada” y ni se diga si habrá partidos de futbol.

Por años se ha discutido si en verdad es necesaria la Ley Seca para dar esa “sobriedad” a las elecciones y sobre todo se cuestiona qué tanta diferencia hace esa medida.

Por un lado está la importancia de que la gente no tenga la excusa de que no se levantó a votar porque la noche anterior se pusieron hasta las chanclas, se supone que al implementar la Ley Seca esto no sucedería, pero la realidad es que la gente compra mucha más cerveza de lo normal y como ya la tienen ahí, pues ese fin de semana se arman las borracheras brutas, además al vivir en frontera quien ocupe cerveza sólo cruza a Laredo por su dotación de cervezas y al final sale lo mismo.

Algunos agentes de tránsito comentan que regularmente cuando hay Ley Seca es cuando más se detectan conductores alcoholizados y en ocasiones hasta fuertes percances, por lo mismo de que la gente ante la prohibición adquirió mucho más alcohol de lo usual.