El Mañana de Nuevo Laredo

Pedro Chapa Salinas

En voz alta

Pedro Chapa Salinas

18 octubre, 2020

La ubre que pensaron sería eterna



Mientras un grupo de no más de 100 personas, supuestamente integrantes del “Frena”, encapuchados algunos, acarreados muchos otros, y sin ninguna idea de lo que estaban ahí haciendo la mayoría de ellos, se discutía en el Senado el último paso para la ya aprobada extinción en la Cámara Baja de una figura jurídico-financiera de la que se usó y abuso por años para extraer dinero de todos los mexicanos  repartiéndoselo entre unos cuantos vivales sin tener que rendir cuentas absolutamente a nadie.
¿Pero cómo es eso de que el gobierno abría una cuenta en el banco a nombre de un tercero, pero con tu dinero (pues la mayoría es recurso público), además de que las leyes lo protegían para que no tuvieran que transparentar su administración? O sea que, en muchos de los casos era la caja negra de los gobiernos y beneficiarios corruptos que hacían y deshacían lo que querían con el dinero, muchas veces sin que existiera razón válida, ni motivo justificado alguno para ello, permitiéndoles saquear las arcas nacionales sin recato, vergüenza, ni pudor alguno.
Increíble que apenas hace poco más de tres años se hiciera la modificación a la ley para que el manejo de los fideicomisos gubernamentales fuera de obligatoria transparencia, sin que esto redujera sus malos manejos. Sólo en los sexenios de Calderón y Peña Nieto, se manejaron alrededor de 342 mil millones de pesos sin dar una sola explicación de cómo, por qué, y en dónde quedará ese dinero, además, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación se causó un quebranto al erario en por lo menos 16 mil millones de pesos.
Los ejemplos de ratería sobran en lo particular, ahí están los fondos multimillonarios que debieron llegar a sectores productivos nacionales como el agropecuario, el pesquero, el de turismo, o al de desastres naturales, o de apoyo a víctimas, investigación, ciencia y tecnología, cultura, deporte, salud, educación,  todas causas loables; sin embargo, en la mayoría de ellas se manejaban de manera discrecional, arbitraria, desordenada y opaca, y lo peor del caso es que el dinero se quedaba arriba, en unas cuantas manos, sin cumplir sus objetivos.
Aunque no en todos existía corrupción, sí en la gran mayoría de ellos, es por ello que la propuesta del gobierno federal en este caso es la de repartir el dinero de manera directa y con una orientación específica que permita entre otras prioridades, atender a los más necesitados, reforzando los programas sociales; incentivar la reactivación económica inyectando recursos a las actividades productivas, principalmente a las micro y pequeñas empresas; y por último la inversión en empresas productivas del Estado; así como el pago de deuda pública.
Este reordenamiento del dinero público es un gran paso hacia delante y llega en un momento crucial de interés nacional y utilidad pública, no sólo en el combate a la corrupción y a la impunidad, sino que es una gran oportunidad, pero sobre todo deber obligado (valga la redundancia y el pleonasmo), como parte de la transformación del país  para sanear de raíz la vida pública. Que el dinero de todos los mexicanos sea invertido de manera clara, puntual, ordenada, y sobre todo transparente en las prioridades que el país en estos momentos requiere y necesita. Claro está, que los que anteriormente se beneficiaban de esta figura de manera indebida, inmoral e ilegal, son los mismos ladrones sinvergüenzas que hoy rasgan las vestiduras chillando porque pensaron que la ubre era eterna, y sin fin. Pero por fin se les seco.

Adendum:
Tres grandes noticias por demás positivas para la transformación de nuestro país, pero sin duda alguna negativas para los cada vez más disminuidos conservadores que, dándose golpes de pecho, apuestan por el fracaso del actual gobierno de todos los mexicanos.
Bergoglio condena en su nueva encíclica, “FratelliTutti”, al neoliberalismo como política económica por ir en contra de los principios de la fe católica y por ser causa principal de la desigualdad social en el mundo entero; niegan registro a México Libre por opaco; y, eligen a México para presidir junta de gobernadores del FMI y BM.
Bueno, cuatro…
Detienen en EU al exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.
No cabe duda que la justicia “sin adjetivos” en ocasiones es un proceso largo y tortuoso, pero tarde que temprano, invariablemente llega.

Más opiniones de
Pedro Chapa Salinas