El Mañana

sábado, 20 de abril de 2019

Mauricio Belloc
Selva urbana Mauricio Belloc

Lago de tos

17 marzo, 2019

No podemos permitir que los gobernantes nos roben y de pilón se burlen de nosotros, tal y como el martes pasado en la colonia La Paz, junto a El Laguito Artificial, a donde acudió este hombre y no les dijo en qué ha gastado 9 mil millones de pesos del presupuesto conjunto de los últimos tres años, a razón de tres mil millones por anualidad con él como presidente del gobierno.

Ni les explicó porqué con tal tesoro municipal, sigue sin reparar la lámpara fundida desde el mes de julio en calle Mediterráneo al fondo de la colonia, o porqué no se bachea el pozo infernal en el cruce de esta arteria con Mar de Plata, que data de más meses.

“Ni siquiera porque iba a venir el Alcalde, en serio que pensamos que iban a arreglar ambos desperfectos, porque el hombre estaría aquí y sería parte de su recorrido, pero si no pueden con esto que les hemos suplicado por todos los medios posibles (llamadas telefónicas, correos electrónicos y visitas a presidencia), menos van a poder con El Laguito, el que por cierto desearíamos que todos los medios vinieran para acá, hoy mismo, tal y como todos los días, apesta a millón, no lo soportamos los que vivimos aquí, mucho menos los de fuera”, dijo don José.

Con una gorra con la leyenda “Cada día mejor”, se presentó este 12 de marzo, en esa colonia, llena de familias enfermas de varios males, como las erupciones cutáneas generadas por el diario contacto con los excesos de pudrición que ahí se pueden palpar y hasta ¡comer!

Se trata de un ambiente plagado de contaminantes, el que desafortunadamente para los vecinos, es parte de su dieta involuntaria, de su ingesta diaria, por más precauciones que tomen.

La gente vive con la vista atrofiada y ni qué decir de las vías respiratorias, afectadas por el hedor de El Laguito Artificial, por los vapores que emanan de ese caldo de perdición y porque por ojos, nariz y garganta, se meten las 24 horas del día, las heces fecales de los animales terrestres y aéreos que infestan el lugar, desde hace décadas.

La Paz, no es sólo El Laguito, también el arroyo El Coyote, aguas arriba del embalse, pero también el resto de las calles y manzanas que conforman el sector, pues también están muy mal las cosas por doquier, sin buscarle, es algo detectable a simple vista.

NO SE VALE

Según una nota de un periódico, que no deja de ser un vil boletín municipal, dice que una señora (dan nombre y apellido de la dama) le agradeció a Enrique… cido “por sus acciones que son genuinas y demuestra interés por resolver lo que la gente necesita” (sic).

Y luego, en cita textual, atribuyen a la misma dama (también sic): “Sus acciones hablan muy bien de él. Nosotros no tenemos drenaje ni pavimentación, vivimos en la última calle de esta colona y sé que él va a cumplir”.

Estimados lectores ¿eso no es burlarse? Con dos años cinco meses y 12 días en la cabeza de gobierno, tener a los vecinos de La Paz en tales condiciones ¿no es mofarse de ellos y de todo el pueblo? ¿No lo es cuando ha manejado tanto dinero y no ha hecho nada, ni siquiera por esa calle sin pavimento, ni drenaje?

Hoy mismo manipula 3 mil millones de pesos de egresos para este año 2019, es decir, desde el 1 de octubre hacia acá, lleva cinco meses y medio al frente de la comuna, en el que es su segundo periodo de gobierno y no les ha llevado ¡nada!, ni siquiera una gorra con la leyenda de “Cada día mejor” aunque sea para espantarse las moscas o golpear a los escorpiones que se cuelan a todas las casas del rumbo.

Inmundicia, eso es lo que se observa en tal sector del sur de la ciudad, algo totalmente ajeno a las familias del sector, el detrito, la descomposición de la materia orgánica, es lo que reina, debido a ese pútrido estanque y a las descargas provenientes aguas arriba del arroyo El Coyote y las evacuaciones de las mismas familias de tal punto, un sector con cero o casi inexistente, sistema de drenaje.

Pero además no toda la maldad o lo negativo que aqueja a los vecinos es el lago hediondo, sino que otras condiciones difíciles y también sin culpa ni nada que hacer por parte de las familias, tienen que ver con la basura debido a un servicio de recolección harto deficiente, el casi nulo alumbrado público, las calles destrozadas, la maleza abundante, la inseguridad pública y en fin tantas cosas.

El martes pasado, previo a la visita, los vecinos de La Paz, recibieron de este gobierno que “tanto los quiere” y que los tiene “cada día mejor”, solamente una barridita en algunas de las calles del recorrido del “preciso” y sus esbirros, una cortadita de ramas y zacate, tal vez una ligera descacharrización de las arterias del trazado ¡y párenle de contar!

Ese fue el programa PAI o Programa de Acción Inmediata (¿Acción inmediata? ¡De buenas!) del martes pasado, y ayer sábado, otra babosada similar, pero esta burla se denomina “Gobierno en tu Colonia” estuvo en la colonia Solidaridad, excusamos decirle que de acuerdo con los últimos dos años, cinco meses y 17 días, de tales insultos al pueblo, estos programas, han sido el mismo mugrero.

Que tengan un feliz domingo.