El Mañana de Nuevo Laredo

Luis Pérez-Benítez

En directo

Luis Pérez-Benítez

3 diciembre, 2019

Lanzamiento al espacio del primer nanosatélite mexicano



De acuerdo con información publicada en diversos medios de
comunicación y en el Diario de Yucatán (Yucatan.com.mx) el día de mañana
miércoles 4 de diciembre, a las 11:48 A.M., será lanzado hacia el espacio desde
las instalaciones de la NASA en Cabo Cañaveral por la Misión SpaceX-19, el
primer nanosatélite mexicano(CubeSat) llamado AztechSat-1, completamente
desarrollado en México, que permitirá interconectar y transmitir datos a la
constelación satelital Globalstar, según lo confirmó  la Agencia Espacial Mexicana (AEM).

¿Y cómo se inició el ambicioso proyecto? Miembros de varias
áreas de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP),
aproximadamente 72 alumnos de primera generación, trabajaron en el diseño y
construcción del nanosatélite mexicano, con el apoyo de la Administración
Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), y la Agencia Espacial Mexicana
(AEM).

La casa de estudios UPAEP informó que con la construcción
del AztechSat-1, la Universidad sentó un precedente en todo el país para
mejorar el tránsito de datos del espacio exterior hacia la Tierra. El
nanosatélite tardará 90 minutos en darle la vuelta a la tierra por lo que
transmitirá información en forma frecuente todos los días del año, y se espera
que deje de operar en una año cuando se desintegre al entrar a la atmósfera
terrestre.

La NASA apoyó con asesoría, pruebas y con el cohete lanzador
que llevará el nanosatélite a la Estación Espacial Internacional (ISS), desde
donde se liberará el CubeSat hacia su órbita correspondiente para probar la
intercomunicación satelital con la constelación GlobalStar, trabajos que
impulsarán las capacidades de las nuevas generaciones de jóvenes estudiantes, para
poder desarrollar más sistemas espaciales y satelitales en el país.

De esta manera, después de 
casi tres años de trabajo y negociaciones,  la NASA colocará el Nanosatélite en uno de
sus espacios reservados en el contenedor que suministra a la Estación Espacial
Internacional (ISS), para su posterior lanzamiento a órbita. Hay que recordar
que la UPAEP fue fundada en 1973 y actualmente cuenta con más de 17 mil
estudiantes, distribuidos en 60 programas de licenciatura, 43 de maestría, 10
de doctorado, 15 especialidades y cursos de Educación Continua. El proyecto
tiene un costo de 600 mil dólares aproximadamente.

¿Y para México es relevante este lanzamiento al espacio?
Definitivamente sí, por varias razones. Hay que recordar que la Comisión
Nacional del Espacio Exterior (CONEE), 
fue creada en México en agosto de 1962, por el entonces presidente
Adolfo López Mateos, como una dependencia de la Secretaría de Comunicaciones y
Transportes, encargada de controlar y fomentar en México todo lo relacionado
con la investigación, explotación y utilización del espacio exterior con fines
pacíficos.  Los antecedentes de la
CONEE  se remontan a los años cuarenta en
la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en un grupo de técnicos al
mando en ese entonces del Ing. Becerril, quien estaba dedicado al diseño,
construcción y lanzamientos de cohetes.

Para fines de los años cuarenta, el grupo de cohetería pasó a ser dirigido por el Ing. Núñez Arellano y para fines de la década de los años cincuenta, se realizaron los primeros lanzamientos con los cohetes bautizados como  SCT 1 y SCT 2,  puestos en órbita en 1959 y en 1960 respectivamente. Así, lo que parecía un sueño se hizo realidad con el lanzamiento de estos dos cohetes en nuestro país ante el asombro de  mexicanos y extranjeros.

Sin embargo el tres de noviembre de 1977, el tristemente célebre José López Portillo, de un plumazo, la desapareció. Fue hasta  noviembre de 2008 cuando el Congreso de la Unión a través de las comisiones unidas de Ciencia y Tecnología y de Estudios Legislativos del Senado, aprobó por unanimidad la expedición de  la ley que crearía la Agencia Espacial Mexicana (AEM), por lo que nuevamente la comunidad científica mexicana se sintió muy satisfecha porque esto implicó  la coordinación y desarrollo de proyectos importantes que tienen que ver con la ciencia del espacio exterior. ¡Enhorabuena México! Hasta pronto.

Más opiniones de
Luis Pérez-Benítez