El Mañana

lunes, 16 de septiembre de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Las traicioneras aguas

19 abril, 2019

En otros años una semana antes -o incluso más-, en el Parque Viveros, El Laguito y El Patinadero, entre otros, ya había familias acampando para asegurar un lugar para el Domingo de Pascua.

Esto no quiere decir que en Pascua los parques vayan a estar solos, por el contrario, ese día lucirán muy saturados, especialmente porque el clima pinta para que sea ideal.

Este año los neolaredenses se encontrarán un río Bravo y Laguito sucios en las orillas y el agua también, llena de basura.

En esta etapa del año, cientos de neolaredenses ingresarán a nadar al Bravo, confiados en que nada pasará si no se adentran mucho en el cauce, el problema es que por un trasvase el río trae una corriente mucho más fuerte de la usual además de que el fondo no es estable, sino que uno puede sentir el suelo a menos de un metro y un paso adelante está a seis metros.

Está de más decir, pero el Bravo ha tenido siempre la fama de que sus aguas son altamente traicioneras, esto por las corrientes que se han tragado incluso a nadadores expertos.

Lamentablemente cada año alguien se confía dejando a sus niños chiquitos a la orilla; sin embargo, en ocasiones que alguna embarcación de la Border Patrol circula por el área levanta un oleaje suficiente para mover sus pequeños cuerpos y arrastrarlos al interior del río.

La instrucción oficial es que la gente no ingrese a nadar al río, pero el arraigo de esta práctica es de tal nivel que las autoridades se han inclinado a simplemente vigilar estos puntos, pues les resultó imposible hacer entender a la gente que el afluente no es apto para bañarse.

Este año no queda más que pedirles que cuiden a sus seres queridos y eviten formar parte de las estadísticas que suelen enlutar días festivos como este domingo en que todo debe ser celebración.

Río Revuelto Los Redactores

Raúl