El Mañana

domingo, 16 de junio de 2019

Pedro Chapa Salinas
En voz alta Pedro Chapa Salinas

Llamado a la reconciliación nacional

10 febrero, 2019

A tres meses de haber tomado las riendas, el nuevo régimen de la Cuarta Transformación, desafiando los intereses enquistados por más de tres décadas de grupos corruptos que se empecinan en seguir traicionando a la patria, se encuentra naturalmente con resistencias monumentales. A pesar de ello, la gran mayoría de la población, “harta de tanta pinche transa”, como el mismo Presidente lo ha dicho, mantiene un altísimo y sorprendente apoyo a la manera frontal de combate a la corrupción en la que Andrés Manuel López Obrador ha basado la política de su gobierno.

Para los que dudaban que sus propuestas de campaña iban a ser realidad, en este cortísimo tiempo que lleva al frente del Poder Ejecutivo, ya desde ahora, se pueden dar cuenta que no solo no estaba haciendo promesas al aire, sino que -ha quedado más que claro- en estos grandes temas va en serio y a fondo. Para muestra un botón: la austeridad republicana, nadie la puede negar; el apoyo a los más necesitados queda patente con el sentido social del presupuesto; y el principio al combate a la corrupción se confirma con la guerra sin tregua emprendida contra el huachicol.

Muchos frentes, sin duda, son los que ha abierto el Presidente de México en sólo 70 días que lleva su gobierno, pero todos -y esto recogido de muchos que eran más que escépticos- han sido decisiones acertadas y en el rumbo correcto del camino. “Nadie dijo que iba a ser fácil”, como en repetidas ocasiones nos advirtiera Andrés Manuel, pero sólo entrándole de frente a los problemas que nos han heredado los malos gobiernos en contubernio con una clase empresarial, salvo contadas y respetables excepciones, que se dejaron corromper sin importarle el grave daño que le hacían a la nación.

Dos grandes crisis han emergido en el escenario nacional retando el inicio de gobierno poniéndolo a prueba, incitando a la provocación. El cártel de Santa Rosa de Lima, herido y afectado en sus intereses por el combate al robo de combustibles, amenazando en un mensaje violento y desafiante al Presidente quien responde que no será intimidado por nadie. El otro, causa del sabotaje al gobierno cuyo método de protesta afecta directamente al comercio internacional, es la toma de las vías férreas por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que a pesar de ver satisfechas sus demandas, busca a toda costa ser reprimido mediante el uso de la fuerza, a lo que el gobierno ha reiterado que no caerá en provocaciones.

No teníamos registro alguno de un inicio de gestión gubernamental en la historia reciente de nuestro país tan activa, que demostrara resultados positivos con tanta inmediatez, como la de AMLO. Con el debido ejercicio del Poder que se ha dedicado en cuerpo y alma a la ejecución efectiva del servicio público, queda claro, y más que demostrado, que con voluntad política, y honestidad republicana, es posible lograr un cambio verdadero, mismo que ha visto sólo el arranque a toda velocidad del inicio de una larga carrera en la que nos corresponde a todos contribuir, para lograr sanear la vida pública, a la reconciliación nacional.