El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

8 julio, 2020

Llegó un tráiler para cadáveres de Covid; sube de nivel la contingencia



Imagínese ser un paciente de coronavirus y estar junto a unos cadáveres -embolsados-, esto fue una realidad hasta la tarde de ayer en la Clínica Covid que curiosamente no equiparon con un área para almacenar los cuerpos de los fallecidos.

Después de mucho insistir, ayer llegó un tráiler refrigerado para depositar cadáveres, esto de alguna manera eleva el estatus de la contingencia en la ciudad, pues cuando ya se llega a ese punto de requerir un depósito para cuerpos de las víctimas mortales del Covid-19, es que estamos en una fase muy complicada.

Aún así, el fallecimiento de conocidos médicos locales, la llegada de un tráiler para depositar cadáveres y la elevada cantidad de contagios no parecen ser suficientes para convencer a un numeroso segmento que sigue incrédulo o confiado como para no acatar las medidas de distanciamiento social y de higiene.

Por las noches se ve y se escucha mucha actividad en la ciudad, que difícilmente va encaminado a lo esencial, la mayoría del aforo nocturno no corresponde a personas que van a trabajar, por alimentos o medicinas, sino aquellos que realizan o acuden a carnes asadas o borracheras, casi en su totalidad sin la más mínima medida para evitar contagios.

Un tema que ha sido debatido recientemente en redes sociales es la falta de coordinación entre autoridades para separar a los pacientes de Covid del resto, en teoría no parece ser tan difícil, pero la burocracia parece ser el obstáculo.

Una de las propuestas es que los pacientes sospechosos y confirmados con coronavirus que van a realizarse pruebas acudan al Hospital General y al de Zona número 11 (conocido como el de “la bandera”) que es donde ya se está atendiendo a este segmento, de esta manera podrían destinar clínicas como la 76 y 78 a todas las otras necesidades ajenas al Covid-19, que van desde aquellos que requieren una incapacidad por alguna dolencia, hasta las mujeres embarazadas y derechohabientes en general que van a simples consultas rutinarias.

Pues diariamente se ven a decenas de personas afuera de la Clínica 78 del IMSS, algunos ya con Covid-19 confirmado que van a hacerse una segunda prueba y otros en calidad de sospechosos que de igual manera van a que les tomen una muestra, así como pacientes que van a consulta, de esta manera conviven con muy poca o nula distancia unos con otros y elevan el riesgo de contagio.

Más opiniones de
Los Redactores