El Mañana

sábado, 16 de febrero de 2019

Ernesto Hernández Alarcón
Musike Ernesto Hernández Alarcón

Lo mejor de la música, Anual 2018

20 enero, 2019

Kamasi Washington, ‘Heaven and Earth’.
El saxofonista y líder de la banda The Next Step, entrega un trabajo discográfico que rebasa cualquier tipo de frontera. Sus palabras al respecto: “El lado del álbum de ‘Earth’ representa el mundo como lo veo externamente, el mundo del que formo parte, y el lado del mundo de ‘Heaven’ representa el mundo como lo veo introspectivamente, el mundo que es parte de mí. Quién soy y las elecciones que hago están en algún lugar intermedio”. Considerado por algunos críticos como el músico de jazz más grande de la actualidad, Kamasi Washington, transmite con esta vibrante obra maestra, un renacer del género y una fecunda espiritualidad. Disco doble repleto de experimentación, que transmuta al jazz a través de espacios psicodélicos yfuturistas, vibras de blues, tintes electrónicos y hasta ritmos afro-latinos. Básicamente, una oda al universo donde también participan artistas como Thundercat, Terrace Martin, Cameron Graves y Patrice Quinn, entre otros. Asimismo, aborda temas sociales y políticos y uno de los tópicos más trascendentes de este tiempo: la multi-culturidad. Si las energías tienden a decretar destinos, entonces nos encontramos ante la redención de una corriente subvalorada tal cual es el jazz, que con “Heaven and Earth”, asoma a un futuro justo y promisorio.

Charles Mingus, ‘Jazz in Detroit/StrataConcert Gallery/46 Selden’.
El legendario Mingus inédito. La disquera Strata, que fue fundada en los años setenta por el pianista Kenny Cox, tuvo un paso efímero y fue definida por Jacques Denis como “una comunión de espíritus en Detroit”. Recientemente, el músico y productor DJ Amir Abdullah, retomó la pista de algunos de sus álbumes para reeditarlos y “dar testimonio de esa efervescencia”. Así que estamos ante cuatro horas de grabaciones en vivo del año 1973 (45 años “sepultadas”). Los conciertos incluyen la participación en el quinteto de John Stubblefield, saxofonista; Joe Gardner, trompetista; Don Pullen, pianista, y Roy Brooks en la batería. En la actualidad, donde la industria musical busca de sobremanera exprimir cualquier bagatela musical, se percibe un alivio y se agradece con aquel mismo ímpetu, el hecho que podamos disfrutar los magistrales “performances” del gran Charles Mingus, emparentado con dioses del género como Miles Davis, Dizzy Gillespie, Charlie Parker o TheloniousMonk. Preservar en la mente, a través de temas como “Pithecanthropus Erectus”, una época cuando los derechos civiles de la comunidad afroamericana eran pisoteados y los enfrentamientos raciales una constante, es como sentir el mismísimo pulsar yánima del maestro Mingus junto a nosotros. Un recopilatorio que trascenderá para la posteridad de los tiempos.