El Mañana

domingo, 15 de diciembre de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Los diablitos

26 julio, 2019

Si usted ha intentado cruzar al lado americano estos últimos días a pie, en auto por las filas regulares y hasta en SENTRI, nos podrá dar la razón de que se ha vuelto algo para pensarse dos veces.

Prácticamente sólo cruzan quienes lo ven absolutamente necesario, lo que ha desplazado las intenciones de simplemente ir a Laredo a hacer algunas compras, visitar familiares “sólo porque sí” o simplemente entretenimiento.

Lo anterior genera un impacto en el comercio, pues si se restringe el cruce en cuestión de tiempo, genera un desánimo en los compradores mexicanos, lo que eventualmente deriva en que los centros comerciales estén sosteniéndose prácticamente sólo con clientes locales, lo que lógicamente limita la derrama.

Por otro lado, si esto ocurre, entonces ¿más neolaredenses gastarán su dinero en el lado mexicano?, lo que en teoría beneficiaría en evitar una fuga de capital.

Estamos en la temporada en que llegan los recibos de la luz y que tenemos miedo de ver la cifra, pues estamos conscientes de que prendimos el aire acondicionado y bastante; aquí es donde ha resultado que algunos se sorprenden porque no les ha salido tanto como esperaban y otros que no se esperaban tanto y hasta les sale más de un millón de pesos, literalmente.

Hace tiempo reportamos cómo se estaban registrando algunos operativos para detectar “diablitos” y otras formas de robo de luz doméstica y comercial, lo que llevó a algunas personas a ser notificadas de que se les cobraría el equivalente de la energía “robada” y ahora están apareciendo esos montos en los recibos, en algunos casos incluso superan los 2 millones de pesos.

Por otro lado también están aquellas personas cuyo consumo es realmente bajo y les roban la luz o se les aplica una mala lectura del medidor y les sale un “cuentón”.

Lamentablemente el robo de servicios se ve como un ligero pecado y no como un crimen, pues a pesar de que está penado y que quien realiza estos actos está consciente de ello, se hace con mucha normalidad y algunos hasta gustan de presumir que no pagan servicios desde hace años por esta situación.

Mientras la cultura popular consienta y promueva estas acciones, no avanzaremos en este y otros factores.

Río Revuelto Los Redactores

Fervor