El Mañana de Nuevo Laredo

Mauricio Belloc

Con el Mazo Dando

Mauricio Belloc

28 mayo, 2020

Los Olivos II, ya tiene agua



¡Por fin! la colonia Los Olivos II ya tiene agua, pero de la mala, pues están hasta el cuello de mugrero, aguas putrefactas confundidas con la que trajeron las recientes lluvias. ¡Y las que vienen! Esas miles de familias hoy están anegados gracias a que gobiernos bandidos (Lacho Man, Cortez Pillada, Toña Moni, Lacho otra vez, PP Suaves, Ñañel, Ramoncho y tochos morochos) aprobaron fraccionamientos como este, en cauces naturales, acequias, riachuelos, vertederos, arroyuelos y demás corrientes.

NO VALEN VÉRTEBRA

Igual están en Los Fresnos y Los Ciruelos, en Bonitos Toboganes, 150 Aniversario y en Lomas (jodido) Del Río. Las cinco, seis o siete Voluntades y Trabajo, La Fe (fe deben tener las familias para que no se les deshagan sus respectivas casas). Ni qué decir en Villas de San Mugrel, El Cacanario y Villas De  Jodadel. Los gobernantes de Nuevo Laredo, los ayuntamientos son quienes están detrás de estas inundaciones, complejos habitacionales populares, donde no debieron asentarlos y los pésimos caminos creados donde no iban.

NOS ACORDAMOS DE ELLOS

Todos los vecinos de esas colonias y de decenas de asentamientos más, mismos que hoy están hasta el tronco de aguarrás, tienen que unirse en los recordatorios progenitorios, tal y como si fuera un rezo al unísono de una muy sentida comunidad, casi como una plegaria generalizada. Nuestra gente que hoy traen el agua hasta Los Gumaros (ellos) y en el mero Cigüeñal (ellas), no deben de olvidar a quien les deben tal refrescamiento genital.

GRACIAS SEÑORES FUNCIONARIOS

Que es gracias a todos estos pillos mencionados de pasados trienios burricipales, el que hoy la desgracia por causas naturales haya entrado a sus humildes hogares. Hoy una ciudad está bien aguada, inundada por lluvias y rematada por brotes de aguas negras, gracias a estos ladrones de cuello blanco. Así que mi querido pueblo afectado, no se olviden de las sacrosantas madres de estos señores. Y aunque las matrices de estos hijos de tía no tengan la culpa de haberlos escupido en este mundo cruel, a alguien le tenemos que echar la paleta.

ALCACHOFAS, RUGIDORES Y SÍNICOS

Y si a estas sapas desgraciadas y a estos batracios infames les vale madre todo -lo sabemos muy bien- es entonces que al pueblo, para catarsis de toda una comunidad, sólo nos queda acordarnos del zaguán por donde cada uno de estos barbajanes rateros, fue respectivamente defecados o aventados al mundo. Hablamos de “rugidores”, “sínicos” y alcachofas de aquellos cabildos, que votaron y se embolsaron un dineral bruto por aprobar asentamientos humanos en predios no aptos para tales viviendas.

RATAS HASTA QUE SE MUERAN

Démosles un aplauso por hacerse weyes, por permitir que se echase tierra sobre pasos de aguas, por apisonar terrenos con escombro y cascajo para emparejar lotes y poder construir millares de casas que hoy mismo están bien dañadas y se sostienen muy lastimadas, con todo el agua que han contenido y que casi tienen hasta los focos. Todo porque la naturaleza es más sabia y siempre buscará el desagüe natural, el agua correrá siempre por donde tiene que correr.

LA COLONIA AHIJADA

Y hablando de hijos de tía, ¿Ya habrá ido este bato a Villas De San Miguel, su colonia “ahijada”, esa que prometió que iba a dejar como Plantation, Regency Park, Alexander o Winfield en el Laredo pocho? Hoy “villas” está parada de nylons, las pobres familias ya no saben si van o vienen. Pero mi pueblo de Nuevo Laredo, ya en serio, la verdad es que todo esto es culpa de los gobiernos que los votantes hemos elegido con nuestra papeleta (un servidor no, pero se solidariza incluyéndose como si hubiera votado por tales bandidos).

CUANDO DESPERTEMOS

Y cuando despertemos la gente de Nuevo Laredo, solo hasta entonces, es cuando las cosas cambiarán. Cuando aprendamos que la unión hace la fuerza, entonces y solo entonces, sucederá el cambio para nuestra ciudad. ¡Caramba! da mucho coraje conocer otras ciudades más pobres que la nuestra,  es decir, sin tanto presupuesto como la nuestra, mismas que al menos están bien trazadas, con servicios públicos regulares, calles normales, que funcionan con sencillo equipamiento urbano. Pueblo con cierta naturalidad, sin tanto problema. Son ciudades aquí cerca, en Nuevo León y Coahuila.

MERECEMOS MÁS

No queremos Mega Parques Acuáticos, ni World Trade Center, ni Centro de Convenciones, ni equipos profesionales de beis, basquet, fut y otros divertimientos. Lo que nos urge es vivir “normal”, “regular”, “natural”, “cómodos”.  Las palabras las ponemos entrecomilladas porque en Nuevo Laredo no sabemos la definición real de tales palabras, así que sólo tenemos permitido eso, el coronarlas con comillas, dejar tales signos ortográficos para apenas fingir algo.

NO PARA NUEVO LAREDO

Nos da mucha vergüenza -y más coraje- el decir 3 mil 300 millones de pesos de presupuestos anual de egresos, y a cambio tener esta calidad de ciudad, este nivel de equipamiento urbano, estas enormes deficiencias, estas graves penurias, estos serios problemas. ¿Acaso nos merecemos tal castigo por pasivos, por dejados, por indiferentes?

Más opiniones de
Mauricio Belloc

11 julio, 2020

Tristeza color plomo

9 julio, 2020

Con una buena tenemos

7 julio, 2020

Qué linda reatita

6 julio, 2020

¿Cuántos de 20 dlls?

5 julio, 2020

Maldito Covid-19