El Mañana de Nuevo Laredo

Paloma Bello

Apuntes desde mi Casa

Paloma Bello

11 octubre, 2020

Los poetas (1)



Aún no me enteraba quién había ganado el premio Nobel de Literatura y ya me estaban preguntando si consideraba un triunfo para la mujer que lo hubiese obtenido una escritora norteamericana.

Respondí que el Nobel es el máximo honor que se concede a un escritor, sea hombre o mujer. Cuando uno se impacta con alguna lectura no lo hace pensando en quién  escribió, sino qué escribió, pero sobre todo, cómo escribió.

Al rato comenzó a llover la información acerca de Louise Glûck, y, confieso mi vergüenza por no haber leído nada suyo, antes. Consulté con dos amigos escritores y obtuve el mismo resultado.

Fue la poeta de Santa Clara, Cuba, Maylèn Domínguez, quien comentó la noticia con absoluto conocimiento, al igual que un grupo de compañeros suyos, en Facebook. Todos intervinieron con un juicio formal y profundo acerca de la obra poética de Glûck. Moraleja cubana: “menos Netflix y más poesía, chica”.

Acto seguido, inicié la búsqueda de los poemas traducidos al español, de la manera más accidentada: primero, en pequeñas etapas porque tenía mil pendientes domésticos que reclamaban principal atención. Después, porque el servicio de internet se bloqueó, por consecuencia de las aguas del Delta. El consumo de datos en teléfono móvil fue una solución complicada por la pequeñez de la letra.

 Y así, encontré uno y otro poema. La descripción perfecta viene contenida en el laudo del jurado: “Inconfundible voz poética que con austera belleza hace universal la existencia individual”.

Su bibliografía es amplia y supongo que escasa la difusión de su labor en estos días. De aquí a diciembre, cuando reciba el Nobel, seguramente las páginas de Internet se cubrirán de poemas suyos y en las vitrinas de las librerías contemplaremos sus portadas. Cito aquí una muestra:

“Se me secó el alma.Como un alma arrojada al fuego/pero no del todo/no hasta la aniquilación./ Sedienta, siguió adelante./ Crispada, no por la soledad sino por la desconfianza, el resultado de la violencia./ El espíritu, invitado a abandonar el cuerpo, a quedar expuesto un momento, temblando, como antes de tu entrega a lo divino; el espíritu fue seducido, debido a su soledad, por la promesa de la gracia./ ¿Cómo vas a volver a confiar en el amor de otro ser? / Mi alma se marchitó y se encogió. / El cuerpo se convirtió en un vestido demasiado grande para ella. / Y cuando recuperé la esperanza, era una esperanza completamente distinta”. (El Vestido).

Mi entusiasmo comenzaba a vislumbrarse apenas, cuando de pronto, por alguna razón, me llegaron otras voces. Más cercanas, más presentes, qué va, más de casa. Mujeres plenas de hoy, niñas de ayer que exploraban laberintos de letras inalcanzables y finalmente alcanzadas: Cynthia Rodríguez Leija y Martha Martínez, de Nuevo Laredo, y Celeste Alba Iris, de Cd. Victoria, todas tamaulipecas.

De frondoso bosque familiar, Cynthia brota en árbol. Semilla al viento vuela, cae,  crece, fructifica, fecunda y vuelve a brotar, a crecer, a fructificar, a fecundar una y otra vez, hoja tras hoja, libro tras libro:

“Sara florece sobre la silla de plástico. Se lanza a escudriñar en los recuerdos que la salpican de sal en la lengua diletante de su murmullo. Se abrasa como una herida que se une a otra tan lejana, adolorida y aún tibia. Yo la observo desde la segunda silla de plástico y tiemblo antes de tocar su mano amartillada por la música de fondo. Nos miramos a terraplén con nuestros huecos repletos de vidrios afilados y descubrimos que la sorpresa en nuestros ojos es rodilla, tálamos, sostén. Ella abre la boca y muerde la sed. Grita como un durazno caído y roto entre las piedras”. (De Los testimonios del barrio rojo.)

Mérida, 11 de octubre de 2020.

Más opiniones de
Paloma Bello

3 enero, 2021

… Y no estabas tú

27 diciembre, 2020

Nostalgias navideñas

20 diciembre, 2020

De palabras y sonidos

13 diciembre, 2020

De zapatillas y protestas

6 diciembre, 2020

Lectores y lecturas

29 noviembre, 2020

Querido Pamuk

22 noviembre, 2020

De usurpaciones y plagios (2)