El Mañana de Nuevo Laredo

Oscar Leal

Aventuras del Mantarraya

Oscar Leal

4 octubre, 2020

Lunas de octubre



En octubre, de acuerdo a la rotación de los astros, la luna se encuentra en su punto mas cercano en relación a la órbita de la Tierra, como resultado según el calendario lunar podremos observar la luna en todo su esplendor, en tamaños enormes; como consecuencia de este acercamiento, ambos planetas ejercerán fuerza gravitacional, la cual es proporcional a su masa, creando el efecto marea muy notorio en los ríos y mares.

Al afectar sus niveles, la fauna acuática experimentará presiones altas o bajas sobre sus mantos acuíferos al elevarse los niveles normales de mares, ríos y presas, los cuales se acentúan en relación a la rotación y cercanía que exista entre ambos, de acuerdo a su movimiento, creando un patrón fácil de observar sobre sus orillas por las mañanas y atardeceres diarios, los estudios científicos revelan que los peces experimentan un aletargamiento acentuado por las noches con luna llena.

Los pescadores comerciales en altamar, confirman que los mejores días de pesca son tres días antes de la luna llena y tres días después de la misma, confirmando que los grandes bancos de peces atraviesan una etapa de estrés producida por la presión alta de las ondas gravitacionales, por lo cual evitan moverse y comer durante esos días.

Por fortuna para los pescadores deportivos de agua dulce, el mito de la gravedad afecta en niveles más moderados e incluso podremos registrar días con gran numero de capturas que presenten luna llena, al igual que a gran parte de los seres humanos la alta presión provoca sudoración, mareo y cansancio y para otros ni se dan por enterados de tal fenómeno.

Esto me remonta a una excelente aventura de pesca vivida sobre octubre años atrás en aguas de la presa Las Blancas, donde al ocultarse el sol y obligarnos a desembarcar nos dimos a la tarea de montar nuestras casas de campaña sobre las orillas del canal que comunica a las compuertas, la luna llena enorme sobre el horizonte nos brindaba una panorámica excelente y la luz suficiente para incitarnos a seguir pescando desde la orilla. Esa vez obtuvimos mas capturas en la noche que las que obtuvimos de día sobre la embarcación; la actividad de los peces iba en aumento conforme la luna alcanzaba su punto mas alto, ofreciéndonos mayor intensidad, la cual se reflejaba sobre las aguas, ayudando a nuestros señuelos plásticos de colores flourescentes a intensificar sus colores dentro del agua, haciéndolos mas llamativos y visibles para los peces.

Sin lugar a dudas el mito de la gravedad estresa de manera diferente a los peces, mientras a unos los aletarga a otro los activa; cada pescador cuenta con opiniones diferentes y muchos se apoyan en el calendario lunar como base para organizar sus salidas de pesca.

En lo particular, este su humilde servidor nunca he despreciado un invite a pescar basándome en la posición de la luna, lo importante es tomar cada salida a pescar con la actitud necesaria para disfrutarlo al máximo

Y al final del día nunca califico como exitosa la aventura, si es alta la suma de capturas, el simple hecho de convivir con la naturaleza al lado de amigos afines a este deporte, ya es motivo suficiente para otorgarle las mas altas calificaciones.

Cuéntame tú historia, tu ya conoces la mía.

[email protected]

Más opiniones de
Oscar Leal

18 octubre, 2020

Pesca al atardecer

4 octubre, 2020

Campeando

20 septiembre, 2020

Riberas del Bravo

13 septiembre, 2020

Al estilo Armando Guerra

30 agosto, 2020

Estructuras

24 agosto, 2020

Mito vs. realidad