El Mañana

miércoles, 26 de junio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Luto en las vías rápidas de NLD

2 mayo, 2019

En sólo 10 días al menos 4 personas han muerto y otras 6 han resultado con severas lesiones en accidentes automovilísticos en vías rápidas de Nuevo Laredo.

Obviamente uno de los casos más sonados es el ocurrido en la curva de la Carretera Nacional Antigua frente a El Laguito, aquel fatídico sábado cuando Fátima, de 7 años, y Axel, de 6, lograron sobrevivir a una fuerte colisión de la camioneta en la que viajaban, sufriendo la pérdida de sus dos padres que perecieron en la escena.

Ambos están muy tristes, particularmente Axel, quien en los últimos días casi no ha querido comer.

Apenas hace un par de días un psicólogo en Monterrey le dio a conocer a Fátima la triste noticia del fallecimiento de sus padres y aunque no se los habían dicho antes, ambos lo presentían, pues además de la obvia ausencia, esta clase de cosas se saben.

El día de Pascua no se fue con saldo blanco como quisieron decir las autoridades, pues aunque no fue en el área conurbada, sí ocurrió un accidente vial en territorio de Nuevo Laredo en el que perdieron la vida menores de edad.

Estamos hablando de familias que en cuestión de minutos e incluso segundos, cambiaron para siempre, el luto que trae consigo cenas de Navidad que nunca volverán a ser lo mismo, peor aun cuando se habla de que en estos casos mortales en particular, se pudieron haber evitado.

Realmente poco se ha abordado el tema de cómo influyó el consumo de alcohol en estos percances mortales, de alguna manera por respeto a quienes fallecieron en los accidentes, pero al final debe recordarnos la importancia conducir en sobriedad, especialmente cuando está en juego la vida de inocentes que sin deberla ni temerla y peor aún, sin haber vivido suficiente.

Fue el 9 de septiembre del año pasado cuando la calle Anáhuac casi esquina con Leandro Valle se generó un socavón de casi 8 metros de profundidad y más de 12 de largo, poco después fue una empresa a “reparar” y en ese transcurso el pavimento se tragó una retroexcavadora y para colmo al querer rescatar esta última, se hundió junto con el tráiler que se lo iba a llevar.

Los trabajos duraron unos 4 meses y después la constructora salió de pleito con el Municipio, se rompió una tasa y desde entonces se abandonó todo, ahí dejaron el material y los socavones, no parecen haberle importado mucho las afectaciones a quienes viven ahí.