El Mañana

lunes, 19 de agosto de 2019

Oscar Leal
Aventuras del Mantarraya Oscar Leal

Manchas de sedimento

23 mayo, 2019

Gracias a esta temporada cargadas de múltiples cambios climáticos, derivados de la llegada de los últimos frentes fríos débiles del norte, al toparse con los vientos cálidos ascendentes del Pacífico (sur), cargados con excesiva humedad, generan la temporada de tornados; por fortuna los vientos del sur de mayor potencia alcanzan a escalar terreno dentro del territorio americano donde chocan con los vientos fríos del norte, lo cual aleja de la zona de tornados al estado de Tamaulipas.
Para los que disfrutamos de la pesca deportiva, sólo percibimos altas temperaturas y fuertes vientos, tomar las debidas precauciones para evitar salir de pesca con vientos fuertes, nos ayuda a elevar el porcentaje para disfrutar un día de pesca seguro sobre nuestra embarcación, para el ecosistema acuático los vientos ayudan a crear corrientes de convección dentro del agua.
No tan visibles para el ojo humano pero estas corrientes remueven y agrupan sedimentos, semillas y plancton, los cuales son aprovechados por centenares de peces pequeños para alimentarse; a su vez la cadena alimenticia agrupa a peces de mayor tamaño, junto a estas manchas de sedimento flotante que les facilita la concentración de alimento fácil.
Por increíble que parezca, elegir salir de pesca después de un día ventoso, eleva hasta un 50% las probabilidades de capturas.
Para esto es necesario identificar los recodos y piquetas donde el viento logró acumular los sedimentos y atacar a distancia estos manchones, el agua se mantendrá turbia lo cual te obliga a utilizar señuelos fáciles de identificar por su ruido Rattle-Traps y Paletones de media superficie, los plásticos con forma de Lizzar logran también el objetivo.
Las áreas donde la hedrila (vegetación) se encuentra a ras del agua, ofrecen la oportunidad de poner en práctica nuestros Foot-Bol Jigs colocarle un tráiler grande en un tono apetecible, lo eleva a niveles matones, la presa “Las Blancas” presenta este tipo de estructura; pescar sobre las manchas de sedimento y las paredes de hedrila, me hace sumergirme en el tiempos para recordar una peculiar tarde, donde este fenómeno estaba presente; aprovechando el troleador a paso muy lento solíamos seguir las línea de postas hundidas las cuales colindaban con la hedrila.
Las capturas del día estaban muy pausadas hasta que topamos con una mancha flotante de sedimento, apenas se sumergían nuestro Jigs sobre el sedimento “poommm” la suma de capturas dio inicio a las 5:00 de la tarde; a paso muy lento seguimos la larga línea de sedimento, el constante mordisqueo de los robalos, nos tenía tan endulzados, que perdimos la noción del tiempo mientras nos alejábamos en sentido contrario al desembarcadero, la adrenalina y esa mezcla de emoción nos envolvió por completo y en un abrir y cerrar de ojos el sol se ocultó, con él se esfumaron los enganches y la falta de luz nos obligó a tener un recorrido lento de más de 40 minutos hasta llegar a la orilla para desembarcar en plena oscuridad.
Cuéntame tu historia,
tu ya conoces la mía.
viajesdepesca@hotmail.com