El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Marcha disfrazada

30 junio, 2019

Resulta que el PAN local comenzó a organizar una marcha contra AMLO, pero queriendo disfrazarla de protesta ciudadana.

En su convocatoria cometieron el error de mandar un correo muy oficioso a sus militantes y simpatizantes, pues hasta iba firmado por Ferrara Theriot, quien ahorita funge como presidente del Comité Directivo Municipal.

Evidentemente hay presupuesto para esta clase de eventos, además tienen la maquinaria para invitar obligadamente -aunque le llamen exhortos- a que vayan los empleados municipales, pues evidentemente esa marcha estaría conformada en su totalidad de ellos.

De entrada si deben obligar a los empleados del Municipio a ir, ya perdió todo lo genuino el movimiento, pues surge de la voluntad de quienes están en la cúpula del gobierno local, así como de su partido y no como un reclamo del pueblo.

Al final ¿qué ganan con eso?, realmente nada, ya pasaron las campañas, además de que los ciudadanos no han mostrado un genuino interés por protestar contra el gobierno federal actual.

Si vemos una perspectiva más amplia, no le queda a un partido como el PAN quejarse de un gobierno cuando local y estatalmente no se están haciendo para nada bien las cosas.

Ahora todo indica que entre el 8 y 9 de julio -y no el viernes 28 de junio como se tenía pensado- iniciaría la deportación de muchos migrantes que esperaban ya del lado americano que les fuera resuelta su solicitud de asilo político.

La pregunta obligada es si la ciudad está preparada para ello, pues aunque se trata de un regreso -es decir que ya habían estado aquí-, se contempla que no sea el mismo panorama; sólo imagínese estar tan cerca del sueño americano, sentir que ya es casi un hecho para regresar a la incertidumbre.

Probablemente volvamos a ver a los africanos en muchos cruceros de la ciudad como hace unos meses, pero ese no es problema, sino dónde ubicarlos, pues incluso ahorita que muchos fueron llamados a Estados Unidos -temporalmente- estos refugios están topados, ahora que regresen los que se fueron y se junten con los que siguen aquí más los que apenas van a llegar, esto adquiere otras proporciones.

Lamentablemente esta situación desencadena otras más, pues el hacinamiento, falta de recursos, estar a la intemperie sumado a otras frustraciones, genera un ambiente tenso y esto a su vez suele derivar en tensiones e incidentes como los que ya observamos una vez en el albergue municipal que dejó algunos migrantes arrestados.