El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Padre Leonardo López Guajardo
Compartiendo Opiniones Padre Leonardo López Guajardo

Marcha por la vida

27 marzo, 2019

Si hay un bien que hay que defender y valorar, es la vida, ¡por supuesto que todos estamos de acuerdo con ello! Sin embargo, son muchas nuestras actitudes en que la defensa de la vida, sea propia o ajena, es un bien que, en la práctica, no pareciera que estamos muy dispuestos a defender que digamos.

Hoy, nuestros juicios navegan entre dos criterios, que en muchos casos, no solamente son contradictorios, sino contrarios, entre la postura tradicional y la liberal. La liberal es la que se encuentra en el siguiente principio: “Soy libre de hacer con mi vida lo que quiera, siempre y cuando no afecte a los demás”, y el principio tradicional en el que soy responsable de mi propia vida y la de los demás.

Si bien es cierto que este último principio, lo aprobemos, aunque no siempre es el que nosotros solemos seguir, es el que aprobaríamos como un comportamiento ideal y ejemplar.

Los avances científicos, pero sobre todo0, el pluralismo creciente, que prioriza los beneficios personales y económicos, como criterios principales de vida, y a una polarización que poco ayuda a la convivencia, en que el enfrentamiento, más que el diálogo, parece ser el criterio a seguir, donde los gritos e insultos, han hecho a un lado a la razón.

Hoy nos encontramos con desafíos tan serios como el del aborto, en que, más que un diálogo, encontramos descalificaciones, insultos y prejuicios, que parecieran, más que aclarar la verdad, se busca descalificar a aquellos cuya postura sea distinta a la de los autollamados progresistas, de quienes abogan por el derecho a la vida de los nonatos, y quienes lo hacen a favor de la mujer.

Si bien es cierto que para muchos, lo políticamente correcto es ser progresista, lo correcto sigue siendo el único criterio válido para nuestra manera de obrar: ser seguidor de la verdad, a pesar de los gritos e insultos de quienes fanáticamente no sólo se aferran a sus ideas, sino que buscan imponerlas, llamando tontos a los que no piensen como ellos.

En la carta de nuestro Obispo para convocar a la Marcha por la Vida, cita las palabras del Papa: “¿Es justo deshacerse de una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema? No se puede, no es justo deshacerse de un ser humano, aunque sea pequeño, para resolver un problema. Es como alquilar a un sicario para resolver un problema”.

La vida es un don de Dios por lo que debemos luchar. Participemos en la Marcha por la Vida, donde necesitamos manifestarnos como Iglesia, contra la injusticia, la falta de principios y valores familiares y cristianos.

Esta marcha se inicia en la Plaza Baca Calderón, a partir de las 10:00 de la mañana y culmina con una celebración en la Catedral, atendiendo al llamado de luchar por la vida y por los no nacidos es nuestra obligación y responsabilidad.

Pero también recordemos, que no solamente debemos de defender la vida desde su inicio, hoy, ante el desafío de los migrantes que llegan a la frontera, se ha respondido de una manera generosa, aunque, tristemente nos ha sobrepasado. Pero es importante también estar del lado de los enfermos, de los ancianos, de todos aquellos que están a la orilla del camino, y, de las personas más difíciles, las que se autodestruyen envueltas en sus vicios y que rehúsan la ayuda que necesitan.

Pero en ello, como siempre, usted tiene la última palabra.

padreleonardo@hotmail.com

Compartiendo Opiniones Padre Leonardo López Guajardo

Patrick

Compartiendo Opiniones Padre Leonardo López Guajardo

5,000 pesos

Compartiendo Opiniones Padre Leonardo López Guajardo

2050

Compartiendo Opiniones Padre Leonardo López Guajardo

La soledad