El Mañana

domingo, 15 de diciembre de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

Me no entender

15 noviembre, 2019

“Contigo en tu trabajo”, es un programa burricipal de salud, que creemos -o entendemos- que busca o que procura el bienestar de los obreros, de la clase trabajadora, pues visitan maquiladoras, tiendotas y otros centros laborales del rancho, para llevarles consultas médicas y ofrecen charlas sobre sanidad, salubridad, bienestar, buenos hábitos, higiene y demás temas buena onda. Que bien pero… ¡todos tienen IMSS! Los obreros de las fábricas, de los supermercados, de agencias aduanales, de empresas fleteras, todos están inscritos al Seguro Social.

BLANCA NAVIDAD, LOS OLIVOS

Esas brigadas caerían bien o resultarían mejor, si las dirigen al mundo del subempleo, a los asentamientos humanos menos privilegiados, donde la gente no cuenta o no es contada, donde la raza no tiene Seguridad Social, carece de IMSS, de ISSSTE, incluso ni está registrada al Seguro Popular, pues viven en la informalidad, en el subempleo. Raza de El Campanario, Villas De San Miguel, Colinas Del Sur, Palmares, El Triunfo, El Progreso, Praderas Del Mezquital, 150 Aniversario, Constitucional, Los Olivos, Independencia Nacional, Los Bayitos y más de 100 colonias amoladonas, donde la gente no sabe si ganará un peso hoy, ni tampoco si le van a echar algo al estómago.

CONTIGO EN TU POBREZA

Ahí sería bien llevar a esos doctores, enfermeras y demás licenciados en salud y especialistas en el comer bonito. Es decir, que en lugar de “Contigo En Tu Trabajo”, para ayudar en la salud de los asalariados fijos, mejor sería “Contigo En Tu Pobre Colonia” o “Contigo en Tu Colonia Pobre” con aquellos que no tienen ningún ingreso seguro. ¿No creen racita? Mejor lleven esos galenos, palomitas y demás cuidadores de la salud, allá al arrabal, a los cinturones de pobreza, en donde los seres humanos no tienen cobertura de ningún tipo. ¡Hasta techo les falta en sus tecoruchos!

EMPEZÓ EL BUEN FIN

Nada nos gustaría más que “El Buen Fin” que ya inició en el primer segundo de este viernes, fuera neta, para que nos vaya chido a todo el pueblo mexicle. Y cuando decimos pueblo, nos referimos lo mismo a la prole que compra (que sea con verdaderas rebajas), así como también a los fariseos que venden. Que los marchantes se levanten un varo, para que siga funcionando esto que se llama economía y país. No queremos creer que todo esto es un soberano arreglo gobierno-IP, solo para joder al prójimo, ensartándolo a comprar a crédito con esas tarjetas bancarias.

SON NUEVE AÑEJOS

Ya lleva 9 años “El Buen Fin”, como que ya se deben tener resultados de verdad (del gobierno y no de la IP), para decidir si fue un ganar-ganar de todos en México, o si esto es nada más para un lado. Muchos dicen que es quitarle al mexicano toda su lana, desde el aguinaldo, hasta las próximas cobradas de su sueldo, pues deberá mucho en la tarjeta de plástico del banco o de la tienda, tanto que los siguientes salarios, van a estar más flacos que Agustín Lara.

LA DEUDA ETERNA

¿Cuánto le costará al pueblo terminar de pagar lo que este fin de semana saque a tarjetazo limpio? ¿El Buen Fin se refiere a el fin de la tranquilidad de cada padre de familia, por dejarse llevar y encharcarse en unos deudones innecesarios, como es el sacar la tele de 80 pulgadas, si ya teníamos una de 50? ¿O por comprar el nuevo aparato reproductor de música y Karaoke, para amargarles la existencia a los vecinos de a lado, con los pachangones brutos que se van a aventar usted y sus consuetudinarios briagadales compadres y demás dipsómanos familiares, imitando a la Jenni Rivera o al Valentín Elizalde?

TE LA HACEN A MARTILLAZOS

Si usted ya tiene muchos engendros del demonio -y todos están horridos-, entonces ya puede practicarse la “Vasectomía Sin Bisturí” en el IMSS. En caliente y de repente acuda a registrarse. De este martes 19 al viernes 22 de noviembre se practicarán tales microcirugías en el SS. Así su ñora ya no tendrá que ligarse las trompas (de Falopio) y usted vivirá con la tranquilidad de no traer una boca más que alimentara este infra mundo. ¡Hágasela! neta, se lo aconseja un amigo de Houston. Verá que después de que le cortan la tripa, se la pasa uno con mambo, dándole rienda suelta a la “mala cosa”. (No, no se crean, es puro Pedro, nosotros llevamos una vida casi de celibato).

CHIFLANDO Y APLAUDIENDO

La mentada “Cirugía Sin Bisturí” es como ir a hacerse una limpieza dental, o ponerse un piercing en “El Ejido De Los Tejocotes”, la cosa es tan sencilla como que es de entrada por salida en la clínica u hospital. Pero es entendible que la gente le sacateye, por la sencilla razón de que a nadie nos gusta que otros nos anden agarrando el racimo, tanteando Los Gumaros, ni que nos vean el pizarrín, ni que nos sopesen los aguacates en el super, ni que nos hagan el apartado por en medio, en los esos. Sí que es castrante ¡Uppsss! no quisimos decir eso, (es como hablar de soga en casa del condenado).