El Mañana

lunes, 24 de junio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Mi pobre angelito… mexicano

23 abril, 2019

En el marco de Pascua y los viajes que muchas familias hacen, se viralizó el video donde la Policía Federal traslada y entrega a un niño con su familia en carretera, pues al igual que la película ‘Mi Pobre Angelito’, fue olvidado durante el trayecto, pero a diferencia del filme, no fue en Filadelfia ni en Nueva York, sino en un Oxxo.
Para algunos pocos fue cuestionable que los oficiales grabaran y publicaran el video exhibiendo la situación y a la familia, pero otro segmento lo tomó como una buena lección para todas las personas de prestar atención a esta clase de detalles.
De entrada al llegar con el niño frente a su familia, los oficiales cuestionan si el niño es de ellos y le contestan “sí, ¿que pasó?”.
Lo que en la mayoría señalaba -además de condenar el descuido- fue que la acción de los policías (que fue bien vista por la mayoría) no derivara en un simple ‘gracias’, por el contrario cuando entre los familiares comienzan a discutir, uno de los oficiales intenta calmar la situación y un hombre los desestima.
Al final la familia quedó mal por todos lados, empezando por el descuido y para rematar la falta de agradecimiento, aunque no es excusa y no hubo consecuencias mayores, es necesario entender que esto puede ocurrirle a cualquiera, especialmente cuando se viaja en familias numerosas en dos o más vehículos, pues al igual que la moraleja de Mi Pobre Angelito, confiar que el niño va en el otro auto puede derivar en una situación así.

Es triste que la ciudadanía con voz de profeta diga que ‘de ley’ en Domingo de Pascua alguien muere y alguien está a punto de ahogarse, porque lamentablemente sí ocurre y este año no fue la excepción.
Toda vida perdida es de lamentarse, pero definitivamente cuando se trata de niños duele mucho más, pues definitivamente a la comunidad le pesó que el saldo de una de las cinco volcaduras fuera de una niña de 6 y un niño de 2 años de edad sin vida en el kilómetro 15 de la fatídica carretera a Anáhuac.
Efectivamente gran parte de esa vía está en muy malas condiciones, pero al menos en el tramo en que perecieron los dos menores y resultaron heridos otros tres y su madre, se encuentra en buen estado.
La solidaridad de muchas personas se hizo expresa, pues al ver el percance ciudadanos se detenían para ver cómo podían ayudar.

Pues se está comentando que en una primera fase la AGA se ubicaría en las antiguas instalaciones del Consulado Americano sobre la Avenida Álvaro Obregón, pero hasta ahora sólo es un trascendido que no ha sido confirmado de manera oficial, pero de entrada pareciera cuestionable albergar -aún en una etapa temprana- algo más de un centenar de personas en ese edificio.