El Mañana

viernes, 28 de febrero de 2020

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Mientras tanto en NLD

23 enero, 2020

Los focos rojos se encendieron ayer con el trascendido de un
caso sospechoso de coronavirus en Reynosa, tema que fue abordado en la
conferencia “mañanera” de AMLO.

La cercanía geográfica del caso elevó la relevancia y en
algunos casos la preocupación en Nuevo Laredo, aunque no se haya registrado
hasta ahora algún paciente sospechoso.

Cada que ocurre algo así, quienes proceden del lugar de
donde inició el brote sufren algo de discriminación, en este caso los chinos
han sido el blanco de esa situación, pues el común denominador de los casos de
los pacientes sospechosos de coronavirus viajaron recientemente a Wuhan, China,
-donde se dio el primer brote- como lo hizo el docente de 57 años, titular del Laboratorio
de Biotecnología Genómica del Instituto Politécnico Nacional el 25 de diciembre
para regresar el 10 de enero a Tamaulipas, pasando por aeropuertos de Tijuana y
CDMX, en su paso por México.

Gloria de Jesús Molina de Gamboa, la secretaria de Salud en
Tamaulipas, giró instrucciones a los médicos de la dependencia a su cargo de no
dar declaraciones a los medios, diciendo que sólo ella hablaría.

Ayer se iba a realizar una conferencia entre los titulares
de salud en el Estado para tratar el tema y definir acciones, a pesar de lo
premuroso que es comenzar a actuar e instruir a la población, se guardó
silencio, señalando que hasta el día de hoy -es decir 24 horas después- se
girarían instrucciones.

Mientras tanto en Nuevo Laredo, mientras son peras o manzanas,
escuelas como la Carmen U. de Rendón han tomado la determinación de pedir que
los alumnos acudan a clases con tapabocas y gel antibacterial, sólo como medida
preventiva.

Una mujer de 35 años originaria de Honduras murió en Nuevo
Laredo derivado de las complicaciones del VIH/Sida, lamentablemente -como
ocurre en estos casos- su historia es aún más compleja y dramática, pues por si
esta penuria fuera poco, su cuerpo iría a parar a la fosa común, luego de que
quien fuera su pareja en vida -y de quien se separó antes de fallecer- optó por
no reclamar el cuerpo argumentando no tener recursos para ello.

En estos casos, en teoría, existe el recurso del apoyo consular para repatriar el cuerpo o alguna otra gestión pertinente para dignificar su muerte, pero no siempre hay un contacto entre autoridades para ello, sólo hemos visto movilización en este sentido cuando se trata de un caso mediático, como ocurrió con una migrante que falleció presuntamente abatida por autoridades migratorias en un poblado cercano de Laredo.

Adicionales a estos hay otros 10 migrantes portadores del VIH/Sida bajo observación, siendo de Honduras, Nicaragua y Cuba, principalmente.