El Mañana

sábado, 07 de diciembre de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

30 mayo, 2019

El padre Soárez charlaba con el Cristo de su iglesia. – Señor -le preguntó-, ¿por qué los hombres tienen miedo de morir?

– Ustedes tienen la culpa -le contestó Jesús.

– ¿Nosotros? -se inquietó el padre Soárez.

– Sí, ustedes -repitió el Señor-, los profesionales de la religión. Tomaron el nombre de Dios, que es vida, para inspirar en mis hijos el miedo de morir. Por muchos siglos sembraron en ellos el temor al juicio que vendría tras la muerte, y les inculcaron la amenaza del infierno. ¿Cómo no iban a temblar los pobrecillos en la presencia de la muerte? El oficio de ustedes fue dominar por el terror. Eso no era obra de Dios: era obra de hombres, y de hombres malos que negaban el amor divino. Ustedes les decían a mis hijos: “Van a ver con su papá”. Y ellos temían verse en mi presencia. Pero yo soy padre amoroso. Soy la vida, y ante mí no hay muerte. Ustedes usaron la muerte para inspirar temor, en vez de usar la vida para inspirar amor.

El padre Soárez quedó todo encogido y asustado. Mohíno, dijo para sí:

– Mejor no le hubiera preguntado nada.

¡Hasta mañana!…