El Mañana

lunes, 16 de diciembre de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

5 junio, 2019

El rey Cleto oyó hablar de los milagros que hacía San Virila.

Lo hizo llamar y le ordenó:

– Haz un milagro.

El frailecito se azaró. Él no hacía milagros: se le caían, como cae el sol de Dios sobre los hombres.

El rey, irritado por el silencio de Virila, volvió a ordenarle:

– Haz un milagro.

Dijo el santo:

– Está bien. Pero será uno solo.

– Uno que sea -admitió el rey.

Entonces San Virila hizo un movimiento de su mano y el rey Cleto quedó convertido en mosca. Clamó el monarca con angustia:

– ¡Devuélveme a mi ser original!

Respondió San Virila:

– Dijimos que un solo milagro.

Por ahí anda la mosca todavía.

¡Hasta mañana!…