El Mañana

domingo, 15 de diciembre de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

9 julio, 2019

San Virila pensó que el día se presentaba bien. Le dolía una muela, es cierto, pero el planeta seguía dando vueltas como siempre, había aire para que respirara todo mundo y el sol estaba en su lugar.

Salió de su convento aquel alegre santo que amaba a las creaturas por el Creador y al Creador por sus creaturas. En las calles de la aldea se cruzó con tres mujeres que lucían, felices, las evidentes señas de un próspero embarazo.

– ¡Caramba!, exclamó San Virila jubiloso. ¡Tres veces nos está diciendo Nuestro Señor que la vida va a seguir!

Cuando volvió al convento le preguntaron sus hermanos:

– ¿Cuántos milagros hiciste hoy?

– Ninguno, respondió él con una gran sonrisa. Pero vi tres.

 ¡Hasta mañana!…