El Mañana

miércoles, 21 de agosto de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

19 julio, 2019

Hay quienes piensan que el correo ya no existe.

Son tantas las empresas de mensajería que hay en México, tan usuales se han vuelto sus servicios, que muchos creen que ya ni siquiera hay oficinas de Correos. Se equivocan.

Un amabilísimo lector que tengo en España me envió una carta.

Debe ser hombre de mucha edad, a juzgar por el medio que usó para comunicarse conmigo.

En el sobre que contenía su misiva puso así: “Catón. Domicilio conocidísimo. México”. Y el Correo me hizo llegar la carta. La recibí en propia mano, en mi casa de Saltillo.

Claro que el Correo existe. Tan existe que es capaz de encontrar el domicilio “conocidísimo” de alguien bastante desconocido.

¡Hasta mañana!…