El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

23 julio, 2019

Jean Cusset, ateo con excepción de la vez que escuchó el Stabat Mater, de Rossini, dio un sorbo a su martini, con dos aceitunas como siempre, y continuó:

– Vi una serie de televisión que trata acerca del universo. En ella se hace una afirmación tajante: el surgimiento de nuestro planeta, y de la vida en ella, fue el resultado de una serie de reacciones químicas y eléctricas que obraron sobre la materia inerte.

Dio Cusset un nuevo sorbo a su martini y prosiguió:

– Los productores de esa serie, sin embargo, no dicen de dónde vino o cómo se formó esa materia. Hasta dónde sé, ningún científico ha podido llegar a eso que los filósofos llamaron “la causa de las causas”, o sea el primer principio, el origen de todas las cosas. Tal pregunta la ciencia no la puede contestar. Sólo podemos enfrentar esa incógnita por medio de la fe. Cualquier otro camino nos alejará del misterio en vez de acercarnos a él. Cuando no podemos saber, debemos creer.

Así dijo Jean Cusset. Y dio el último sorbo a su martini, con dos aceitunas como siempre.

¡Hasta mañana!…