El Mañana

domingo, 25 de agosto de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

4 agosto, 2019

Variaciones Opus 33 sobre el tema de Don Juan

El aprendiz de seductor le preguntó a Don Juan:

– ¿Qué les decías a las mujeres para seducirlas?

Respondió el sevillano:

– No les decía nada.

– ¿Cómo es posible? -se sorprendió el muchacho-. Entiendo que para seducir a una dama debes decirle palabras bonitas.

– Eso es un mito -replicó Don Juan-. Lo mejor para enamorar a una mujer es escucharla. Lo que le gusta más a cualquier mujer es que alguien la oiga.

Insistió el aprendiz:

– ¿De veras no les decías nada a las mujeres?

– Bueno -reconoció el famoso galán-, sí les decía algo. En ocasiones les decía: “¡Ah!”. “¡Oh!”. Cuando se cansaban de hablar -porque tarde o temprano se cansaban- hacía lo mío. Y entonces eran ellas las que decían “¡Oh!” y “¡Ah!”.

El aprendiz de seductor quedó desconcertado. No supo determinar si el arte de la seducción era más fácil o más difícil de lo que había pensado.

¡Hasta mañana!…