El Mañana

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

8 octubre, 2019

Este hombre sueña, y en su sueño sueña que está soñando.

Quiere despertar, pues el sueño en su sueño es un mal sueño, pero no puede abrir los ojos: su sueño es tan pesado que le cierra los párpados igual que una lápida cierra una tumba.

Con los ojos cerrados, pues, va el hombre por su sueño.

Aun así ve lo que está soñando.

Sueña desdichas.

Malogrado amor.

Amigos que nunca lo fueron de verdad.

Sueña fracasos.

Dolor de cuerpo y alma.

Soledad.

En ese momento el hombre despierta de su sueño, y todos sus malos sueños se vuelven sólo un sueño.

El hombre sonríe con alivio.

No sabe que ha muerto.

¡Hasta mañana!…