El Mañana de Nuevo Laredo

Armando Fuentes Aguirre

Mirador

Armando Fuentes Aguirre

14 enero, 2020

Mirador



Malbéne –“teólogo sin teología”, se describe a
sí mismo- publicó en el último número de Iter un artículo de nombre polémico.
Se llama: “Cerca de Dios. Lejos de los hombres de Dios”.

El maestro lovaniense alude en su texto a
quienes por frecuentar los ritos religiosos se sienten amigos personales del
Señor, e incluso sus representantes. Tal sentimiento, escribe Malbéne, es una
de las peores formas que asume la soberbia, aquélla en que la religión conduce
a la vanagloria.

“Hombre de Dios”, se dice de algunos
profesionales de la religión. La verdad es que todos los hombres, aun los
peores, somos de Dios. Eso escribe Malbéne. Y añade: “El conocimiento de Dios
debe llevar a la humildad. Si lleva a la soberbia Dios se ausenta y el hombre
queda a solas con su soberbia, esto es decir que queda a solas con su necedad”.

Desde luego las palabras de ese “teólogo sin teología” molestarán a quienes piensan que son objeto de la predilección del Padre. “Dios nos guarde -concluye Malbéne- de quienes se sienten más cerca de Dios que sus hermanos. Eso los aleja de sus hermanos. Y también los aleja de Dios”.

¡Hasta mañana!…

Más opiniones de
Armando Fuentes Aguirre

30 junio, 2020

Mirador

28 junio, 2020

Mirador

27 junio, 2020

Mirador

26 junio, 2020

Mirador

25 junio, 2020

Mirador

24 junio, 2020

Mirador