El Mañana

miércoles, 19 de junio de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

1 marzo, 2019

“¡Que viene el lobo! ¡Que viene el lobo!”.

Gritaba así el pastor con grandes voces.

Sus compañeros corrían presurosos a defender sus rebaños de la fiera.

Pero el pastor había mentido para burlarse de los demás pastores.

El lobo no venía, y ellos quedaban mohínos y enojados.

Un día, sin embargo, llegó en verdad el lobo.

No fue contra los rebaños, no. Se dirigió al que gritaba siempre: “¡Que viene el lobo! ¡Que viene el lobo!”.

Todos pensaron que lo iba a devorar.

No sucedió así.

Fue el lobo a donde estaba el pastor mentiroso y le pidió:

“Enséñame a decir mentiras. Ni los lobos ni los demás animales sabemos mentir. Eso solamente lo sabe hacer el hombre”.

¡Hasta mañana!…