El Mañana de Nuevo Laredo

Armando Fuentes Aguirre

Mirador

Armando Fuentes Aguirre

9 julio, 2020

Mirador



San Virila salió de su convento. Iba a la aldea a pedir el pan para sus pobres.
En el camino vio a un hombre y a una mujer que llevaban a sus dos hijos de la mano, un niño y una niña.
El padre de las criaturas conocía a San Virila. Sabía que era humilde y bueno.
Le pidió entonces:
– Haz un milagro que divierta a estos pequeños.
San Virila sonrió. Hizo un ademán y la senda se llenó de conejitos, ardillitas, venaditos y toda suerte de graciosos animales que hicieron saltar de gozo a los pequeños.
El hombre, agradecido, le dijo a San Virila:
– ¡Qué gran milagro hiciste!
Respondió el santo:
– Tú y tu esposa hicieron dos milagros aun más grandes, y ni siquiera se han dado cuenta todavía. 
¡Hasta mañana!…

Más opiniones de
Armando Fuentes Aguirre

12 agosto, 2020

Mirador

11 agosto, 2020

Mirador

9 agosto, 2020

Mirador

8 agosto, 2020

Mirador

7 agosto, 2020

Mirador

6 agosto, 2020

Mirador