El Mañana de Nuevo Laredo

Armando Fuentes Aguirre

Mirador

Armando Fuentes Aguirre

12 enero, 2021

Mirador



La antigua calle de Santiago, en el Saltillo, donde se halla la casa que fue de mis abuelos y mis padres, está llena de leyendas.

En esa finca de fachada austera y recios ventanales vivió María Asunción Landívar, cuyo novio murió a manos de bandidos que lo asaltaron en el camino de San Luis cuando venía a desposarla.

Un amigo del muerto trajo la tristísima noticia, y recogió en sus brazos a Chonita, que perdió el sentido cuando oyó la fatal nueva.

Luego de unas semanas el fantasma del desaparecido empezó a aparecer a medianoche. Se detenía en la reja donde en tiempo feliz charlaba con su prometida. Los vecinos, temerosos, apagaban la luz y se metían en sus alcobas.

Tiempo después se supo la verdad. El tal fantasma era el amigo del novio muerto, que se había enamorado de Chonita a primera vista, y ella de él por lo menos a segunda.

Se casaron.

No sé si fueron felices, pero se casaron.

Y para la historia ése es suficiente final.

¡Hasta mañana!…

Más opiniones de
Armando Fuentes Aguirre

21 enero, 2021

Mirador

20 enero, 2021

Mirador

17 enero, 2021

Mirador

16 enero, 2021

Mirador

15 enero, 2021

Mirador

14 enero, 2021

Mirador