El Mañana

lunes, 17 de junio de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

14 abril, 2019

Lluvia de estrellas anoche en el Potrero.

La Vía Láctea señala todavía el camino a Santiago, pero en estos tiempos ya nadie mira al cielo, por eso se pierden tantos caminos en la tierra.

Los lugareños dicen que al dar la medianoche el río de Casillas descansa unos momentos; que sus aguas dejan de correr, se quedan quietas, y luego fluyen otra vez. Callamos todos. Súbitamente oímos el silencio. Luego otra vez se escucha la corriente. Son las 12.

Cantan grillos y ranas. Dice el viento las cosas de la noche.

Arriba, silenciosas, comienzan a desprenderse las estrellas. Cayeron quizá hace miles de años, pero hasta ahora las vemos. Son como esos amores que perdimos sin darnos cuenta y hasta después nos duelen.

En el silencio de mí mismo me hago una pregunta:

¿Hacia dónde se fugan las estrellas fugaces?

¡Hasta mañana!…