El Mañana

martes, 18 de junio de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

16 abril, 2019

Se reunieron dos hombres en una calle desierta de Jerusalén.

Era de noche. No había luna ni estrellas en el cielo; las tinieblas lo cubrían todo con su sombra. Soplaba un viento frío que hacía tiritar en sus ramas a las hojas de los árboles.

Solos, sin ser vistos por nadie, hablaron esos dos hombres. Muy largo tiempo hablaron, cual si los ocupara un grave asunto, como si estuviesen disponiendo algo que harían de común acuerdo.

Se diría que por fin arreglaron aquello que estaban preparando, porque uno de los hombres se despidió del otro. Dijo:

– Entonces así lo haremos, amigo Judas.

Y el otro contestó:

– Sí. Así lo haremos, Señor.

¡Hasta mañana!…