El Mañana

viernes, 06 de diciembre de 2019

Armando Fuentes Aguirre
Mirador Armando Fuentes Aguirre

Mirador

8 mayo, 2019

Estos cuatro amigos han ido con sus esposas a una ciudad cercana para tomar el avión que los llevará a Las Vegas.

Ya en el mostrador del aeropuerto, una de las señoras, apenada, confiesa que ha dejado en casa su visa y su pasaporte. Sin esos documentos no puede hacer el viaje. El marido se irrita. Ella le dice que no hay problema: vaya él a Las Vegas con los demás; ella regresará a su casa en autobús y taxi.

Así lo hacen. En el avión el hombre, jactancioso, declara su satisfacción por ir sin su mujer. “¡Viva la libertad!” -exclama, y bendice el olvido por el cual su esposa no pudo ir con él. De seguro en Las Vegas hallará alguna grata compañía.

Una de las señoras le pregunta:

– ¿Y no has pensado en la posibilidad de que tu esposa haya mentido? Quizá fingió haber olvidado esos documentos para quedarse sola en casa. A lo mejor ya tiene alguna grata compañía.

No vuelve a hablar el hombre. En medio de las risitas de los demás queda mohíno y en silencio. Al llegar al aeropuerto de Las Vegas ni siquiera sale de él. Ahí mismo toma el siguiente vuelo de regreso.

¡Hasta mañana!…