El Mañana

miércoles, 17 de julio de 2019

Víctor Manuel Ordóñez
Contra viento y marea Víctor Manuel Ordóñez

Muchos brazos

28 abril, 2019

En la época actual, desde hace algún tiempo los equipos de beisbol buscan sobre todo pitcheo; es el dolor de cabeza de la mayoría de los manejadores de cualquier equipo, tienen muchos brazos disponibles, pero pocos lanzadores que respondan a la hora cero.
En Ligas Mayores sucede lo mismo, cinco abridores dos preparadores, uno para la séptima, otro para la octava y el cerrador del partido quien es al que le llevan la cuenta de juegos terminados a su favor.
Aquí en Liga Mexicana la mayoría de los equipos tienen entre 17 y 18 elementos listos para ser llamados, cinco inicialistas, nueve para relevos intermedios que puede ser desde la segunda hasta la séptima entrada y dos más para terminar el juego, raras veces hay elementos que soportan seis o siete capítulos y por ello hay muchos brazos, pero pocos con la consistencia necesaria para irse hasta las últimas entradas de un partido.
Recuerdo que anteriormente existían lanzadores que se fajaban las nueve entradas y si contaban con apoyo de su equipo, no había motivo para ser removidos. Tienen también dos y tres receptores, seis o siete jugadores de cuadro, de los cuales juegan con regularidad cuatro elementos y de ellos un bateador designado y dos en la banca; atrás en los jardines son solamente tres o cuatro que cubren las praderas y también algunas veces uno es colocado por el lanzador para que batee por él; total alrededor de 30 jugadores en la nómina que pueden jugar en la posición que mejor se desempeñen.
En los últimos años al cuerpo técnico le llaman y está formado de seis a ocho ex peloteros iniciando por el manejador con su asistente, preparadores de bateo, de pitcheo, de calentamiento y dos en las esquinas del cuadro para transmitir las señas del manejador a sus bateadores y corredores. El controlador de pelotas, la chica guapa que se las lleva al ampáyer y no faltan en estos juegos las mascotas que hacen la alegría de los asistentes y le ponen la pimienta al partido.
Nuestros Tecolotes de los 2 Laredos han tenido sus altas y bajas y como sucedió en la temporada 2018 en la segunda ronda terminaron en el cuarto lugar, que se tiene que eliminar con el primero y así queden dos finalistas de cada Zona que buscarán “LA COPA” que significa la corona o el campeonato del ganador de la contienda.
Esta temporada 2019 van por el mismo camino, Acereros, que a fuerza quieren un campeonato, lo sigue Toros de Tijuana, Sultanes de Monterrey y en cuarto lugar nuestros Tecolotes, hay otros equipos que han demostrado que quieren, pero contra esos cuatro pienso que es difícil pasar por encima de ellos.
Después de la Semana Mayor, o Semana Santa, que prácticamente son vacaciones para muchos y pocos se acuerdan del sacrificio del Hijo de Dios que pagó con su sangre nuestros pecados; sigo insistiendo que el verdadero Padre Celestial es el que tiene el poder en sus manos para redimir al mundo. A Él y solo a Él le pedimos por todos los extranjeros que andan en caravanas buscando una vida mejor, nuestros hermanos centroamericanos que vagan por doquier mendingando un pan para su hambre, por ellos es nuestro ruego, y para todos: Amor, Salud y Paz… Hasta Siempre.