El Mañana de Nuevo Laredo

Catón

De política y cosas peores

Catón

22 diciembre, 2020

Muy rojo



Tres recién casados hablaban de sus respectivas experiencias en la noche de bodas. Se jactó uno: “Yo le hice el amor a mi mujer tres veces”. Declaró el segundo: “Yo dos”. El tercero no decía nada. “¿Y tú? -le preguntaron-. ¿Cuántas veces le hiciste el amor a tu esposa en la noche nupcial?”. Respondió: “Una vez”. “¿Sólo una vez?” -se burlaron los amigos-. “Sí -confirmó el otro-. Es que ella no estaba acostumbrada”… Doña Panoplia de Altopedo, dama de sociedad, vio en el escaparate de una joyería un espléndido anillo de brillantes. Entró y le preguntó al joyero: “¿Puedo separar este anillo con un pequeño anticipo en espera de que mi marido haga algo que sea difícil de perdonar?”… Lord Feebledick fue en compañía de su montero a cazar perdices en el bosque de su extensa finca. De pronto su perro Pointer señaló algo en la clásica postura de los canes de su raza: el cuerpo tenso, adelantada la cabeza, la pata derecha flexionada. El perro no estaba mostrando una perdiz: apuntaba a una pareja que sobre el mullido césped se entregaba al más antiguo rito natural. Milord reconoció a los bucólicos amantes: eran su esposa, lady Loosebloomers, y Wellh Ung, el pelirrojo mocetón encargado de la cría de faisanes. Tomó puntería Feebledick y con su escopeta belga le disparó una perdigonada al follador. Saltó el infiel empleado y echó a correr agarrándose las posaderas al tiempo que gritaba lastimeramente: “Aj mômylyn! Aj mômylyn!”, expresión que en dialecto del bajo gaélico quiere decir: “¡Ay mamacita! ¡Ay mamacita!”. El montero felicitó a lord Feebledick: “Magnífico tiro, milord. Y eso que el blanco se estaba moviendo mucho”… Don Cárcamo, señor que se acercaba al “arrabal de senectud” al que se refirió Manrique en sus doloridas coplas, suspiró con acento pesaroso: “Cada día el trabajo me da menos placer, y el placer me cuesta más trabajo”… Los mexicanos somos valentones: “A mí las calaveras me pelan los dientes”; “De algo me tengo que morir”; “Si me toca aunque me quite; si no me toca aunque me ponga”; “Si nos vamos a morir ya vámonos enfermando”. Tal actitud es causa de que la mortalidad por la epidemia vaya en aumento en vez de decrecer. Evitemos que la Navidad y el Año Nuevo sean pretexto para fiestas o reuniones numerosas que pueden provocar contagios. Ante el mal que nos amenaza tengamos paciencia y prudencia… Babalucas era mesero en un restorán. Un enojado cliente le reclamó: “En mi sopa encontré varias monedas. ¿Qué clase de lugar es éste?”. “Caballero -replicó Babalucas-, recuerde que me dijo que no regresaría aquí si no había algún cambio en la comida”… Don Algón, gerente de la empresa, reprendió al empleado Ovonio: “Es usted el último en llegar a la oficina y el primero en irse a su casa”. “Jefe -explicó muy serio el tal Ovonio-, no puede uno llegar tarde a todas partes”… Después de un largo y romántico noviazgo contrajeron matrimonio el changuito y la jirafa. De regreso de la luna de miel un amigo del mono le preguntó cómo le había ido. “Bastante bien -respondió el mico-. El único inconveniente es que a veces, cuando le estoy haciendo el amor, la jirafa me pide que le dé un besito, y eso me hace perder bastante el ritmo”… Don Avaricio Cenaoscuras era el hombre más agarrado -esto es decir más cutre, cicatero y ruin- de la comarca. Cierto día, mal de su grado, fue a consultar a un médico, pues se sentía desguañangado, débil. En el curso del interrogatorio clínico el doctor le preguntó: “¿Cuántas veces por semana hace usted el amor?”. “Seis veces -contestó don Avaricio-. Tres con mi esposa y tres con la mucama”. “He ahí la causa de su agotamiento -dictaminó el galeno-. En adelante deberá usted abstenerse de tener trato con la fámula”. “¡De ninguna manera! -protestó el avaro-. ¡Prefiero dejar de tener relaciones con mi esposa!”. “¿Por qué?” -se sorprendió el facultativo-. Explicó don Avaricio: “Porque si no le hago el amor a la mucama ella va a querer que le pague”… FIN.

Más opiniones de
Catón

20 febrero, 2021

La vida nos espera

18 febrero, 2021

Lección útil

16 febrero, 2021

Amor a México

13 febrero, 2021

Comer muchos chocolates

12 febrero, 2021

Espíritus de los difuntos

11 febrero, 2021

La promesa